jueves, 4 de marzo de 2010

Las fases pre y post analíticas son el campo de mejora en el laboratorio - DiarioMedico.com


Mario Plebani Mario Plebani, del Hospital Universitario de Padova, en Italia. (DM)

Diariomedico.com
ESPAÑA
ES NECESARIO ADOPTAR MODELOS DE MEJORA DE LA CALIDAD Y ANÁLISIS DE RIESGOS PROACTIVOS
Las fases pre y post analíticas son el campo de mejora en el laboratorio
La XVII Jornada de la Asociación Valenciana de Especialistas en Análisis Clínicos (Aveac) se ha centrado en la seguridad del paciente, uno de los principales retos de los sistemas sanitarios. En la jornada los expertos han resaltado la importancia de la actuación multidisciplinar y los procesos de mejora constantes para aumentar esa seguridad.


Enrique Mezquita. Valencia - Jueves, 4 de Marzo de 2010 - Actualizado a las 00:00h.

llaves conceptuales:
1. Según dos estudios, los errores pre-analíticos (68,2 y 61,9 por ciento) y post-analíticos (18,5 y 23,1 por ciento) superan a los analíticos (13,3 y 15 por ciento)
2. Plebani insiste en valorar la importancia de los errores de laboratorio y su impacto en la salud de los pacientes, un aspecto minusvalorado


Uno de los grandes avances en los procesos de laboratorio fue pasar de considerarlos únicamente en su fase analítica a comprenderlos como un todo complejo y que implica a múltiples profesionales, donde las fases pre y post juegan un papel muy importante. Este cambio también ha permitido que, en vez de hablar de errores o de seguridad en los análisis o en los laboratorios clínicos, se haya pasado a hablar directamente de una auténtica medicina de laboratorio. Y en este contexto global, según ha señalado Mario Plebani, director del Departamento de Medicina del Laboratorio del Hospital Universitario de Padova, Italia, "la mayor parte de los errores en la medicina de laboratorio se encuentran en las fases pre y post-analíticas", siendo por tanto los terrenos donde existen "las mayores oportunidades de mejora en la calidad".


Según Plebani, ponente en la XVII Jornada de la Asociación Valenciana de Especialistas en Análisis Clínicos (Aveac), esta realidad está avalada por estudios en primaria, especializada y urgencias. A modo de ejemplo, expuso dos trabajos suyos donde, con un margen de 10 años de diferencia (1996 y 2006), se comparaba la situación del mismo servicio.

En ambas ocasiones los errores pre-analíticos (68,2 y 61,9 por ciento) y post-analíticos (18,5 y 23,1 por ciento) superaban ampliamente a los analíticos (13,3 y 15 por ciento), aunque gracias a los avances y mejoras en los procesos, las tasas de errores habían disminuido de forma significativa en ese plazo de tiempo (de 0,47 a 0,31 por ciento).

Dentro de estas fases de mejora, Plebani ha explicado que "las áreas criticas incluyen aspectos como la identificación del paciente, la recogida de muestras, el etiquetado, el transporte, el registro y la comunicación de los resultados", explicando que "se pueden obtener ganancias en la calidad a través de la colaboración de los clínicos y los profesionales de laboratorio".

Para aumentar aún más la seguridad, Plebani ha insitido en la importancia de adoptar "modelos de mejora de la calidad y análisis de riesgo proactivos", que pasan por la inclusión de "indicadores de calidad en todas las fases del proceso". Plebani, que dirige un grupo de estudio de errores de laboratorio y seguridad del paciente dentro de la IFCC (International Federation of Clinical Chemistry and Laboratory Medicine), ha destacado que esta iniciativa ya ha conseguido fijar hasta 25 indicadores de calidad (16 en la fase pre-analítica, cuatro de la intra-analítica y cinco en la post-analítica).

En esta línea, también ha subrayado la importancia de aspectos aparentemente tan triviales o sencillos como la buena identificación de pacientes, la reducción de las transcripciones manuales o el evitar errores de cálculo. No obstante, ha hecho hincapié en que nunca debe olvidarse la complejidad del proceso de las pruebas y su posterior interpretación.

Errores de laboratorio
A la hora de prestar atención e implicarse aún más en este proceso, Plebani ha incidido en que se debe valorar la importancia de los errores de laboratorio y su impacto en la salud de los pacientes, un aspecto que en muchas ocasiones es minusvalorado. Según los resultados de cuatro estudios distintos, expuso Plebani, entre el 24 y el 30 por ciento tienen efecto sobre el paciente. Según el especialista, "los errores de laboratorio son muy importantes y afectan a la calidad médica".