jueves, 3 de junio de 2010

Alex Jadad: “Ningún país tiene tiempo, dinero y talento suficientes para enfrentarse por sí solo a las enfermedades crónicas”

Alex Jadad

ESPAÑA
POLÍTICA SANITARIA
Alex Jadad: “Ningún país tiene tiempo, dinero y talento suficientes para enfrentarse por sí solo a las enfermedades crónicas”
JANO.es · 03 Junio 2010 16:05

El fundador del centro para la Innovación Global en e-Salud, invita a realizar políticas sanitarias globales y sin fronteras.


La figura de Alex Jadad, miembro del Real Colegio de Médicos y Cirujanos de Canadá (FRCPC), miembro de la Academia Canadiense de Ciencias de la Salud (FCAHS) y fundador del centro para la Innovación Global en e-Salud, se impone como uno de los referentes internacionales sobre la atención al paciente crónico.

Jadad participa en la conferencia internacional Salud y bienestar humanos en el siglo XXI: ¿cuál es el papel que debería desempeñar la atención primaria? en la que invitará a los presentes “a considerar posibles escenarios futuros para el sistema sanitario en su totalidad, haciendo hincapié en los principales retos a los que probablemente se tenga que enfrentar la atención primaria para justificar su existencia”.

El experto entiende que su misión es la de “mejorar la salud y el bienestar de todos a través del uso innovador de las tecnologías de la información y la comunicación”. No por nada, en la comunidad científica se le ha descrito como “un Internet humano”, ya que disfruta conectando a personas y organizaciones más allá de los límites tradicionales.

Anuncia el especialista un tiempo de cambio. “En los albores del siglo XXI hemos alcanzado una etapa crucial de nuestra singladura evolutiva con un amplio espectro de posibilidades. En un extremo, los Apocalípticos ven a los humanos como una especie megalómana y egoísta destinada a la autodestrucción. En el otro, los Transhumanistas creen que los humanos pronto serán capaces de crear los medios para lograr la vida eterna.”

Subraya Jadad que “lo más importante es entender que la mejor opción para crear una sociedad de bienestar sostenible es a través de la colaboración. Ningún país ni institución tiene el tiempo, el dinero o la masa crítica de talento que se requiere para enfrentarse a los desafíos actuales, muchos de los cuales tienen un alcance global: por ejemplo, el impacto de las enfermedades crónicas, el riesgo de una pandemia, el deterioro medioambiental o los conflictos bélicos. En el sector de la salud, específicamente, el concepto clave ahora es hacer cosas juntos. Hay que pensar en trabajar con el paciente. No para el paciente o por el paciente, sino con el paciente”.

Unir esfuerzos

Las palabras de Jadad llaman a la unión. “Hay que estar preparados para unir esfuerzos a través de fronteras tradicionales, bien sean políticas, geográficas, profesionales, institucionales o culturales. Es una pena ver cómo el concepto de autonomía regional se ha traducido en fragmentación. España no puede darse el lujo de tener 17 sistemas sanitarios diferentes. Sólo los que entiendan esto serán capaces de extraer el máximo rendimiento al conocimiento y a las tecnologías existentes para que las personas, independientemente de quiénes sean o dónde estén, tengan una vida con los niveles más altos posibles de salud y bienestar”.
El especialista entiende que “los niños son un agente de cambio brutal. Uno de cada dos adultos en Norteamérica (y seguramente también en España) tiene dificultades para entender información básica sobre su salud. Estos adultos, según demuestran los estudios, tienen una tendencia mayor a enfermar y a tardar más tiempo en solicitar ayuda. Por otro lado, invertimos muy pocos recursos en prevención o en promoción de la salud. El sistema sanitario aún sigue obsesionado con tratar de curar enfermedades. A fin de remediar este problema, empezamos a trabajar con niños para desarrollar historias en las que se expliquen temas de salud pero de una forma distinta a como lo hacemos entre adultos. Los adultos nos hemos vuelto aburridos.

¡Es horroroso cómo nos comunicamos!”
En su opinión, el futuro está en juego “en la innovación. Los países y las instituciones deberían invertir más recursos en promover la innovación que la investigación. Esko Aho, antiguo primer ministro finlandés, hizo la diferencia entre estos dos términos definiendo a la investigación como «la inversión de dinero para generar conocimiento» y a la innovación como «la inversión de conocimiento para generar valor». Mi versión de esta última es «la inversión de conocimiento para generar calidad de vida». Si lo que hacemos no puede aumentar nuestro estado de bienestar y contribuir a la protección del planeta, no se justifica. Conocimiento generado mediante la investigación hay mucho en el mundo esperando a ser explotado para el bien de la humanidad y la creación de riqueza”.

Jadad lanza un reto. “Piense una cosa: cinco de los diez descubrimientos más importantes del año 2007 identificados por Science Magazine están relacionados con la salud. ¿Cuánto cree que tardaremos en convertirlos en fuentes de bienestar y riqueza? Mucho más de lo que se justifica si no aprendemos a trabajar juntos. Todos tenemos la capacidad de innovar. Sin embargo, debemos creérnoslo y dar el primer paso. Sólo así podremos construir un mundo mejor y que se ajuste a lo que las próximas generaciones esperan y merecen”.

Innovación Global en e-Salud
http://www.ehealthinnovation.org/