sábado, 7 de mayo de 2011

Si se tiene que desinvertir, es mejor hacerlo sabiendo cómo y dónde - DiarioMedico.com

Diariomedico.com
ESPAÑA
MEDIR LA EFICIENCIA DE LAS INTERVENCIONES
Si se tiene que desinvertir, es mejor hacerlo sabiendo cómo y dónde
Si existe un foro en el sector sanitario donde es inevitable hablar de la crisis y sus soluciones, es en las XXXI Jornadas de Economía de la Salud, que se están celebrando en Palma de Mallorca. De hecho, basta con fijarse en el título elegido para la reunión: Sostenibilidad y bienestar: reflexiones sobre el futuro de las políticas sanitarias
.


Rosalía Sierra. P. de Mallorca - Viernes, 6 de Mayo de 2011 - Actualizado a las 00:00h.


Las XXXI Jornadas de Economía de la Salud han servido de marco para que Enrique Bernal, del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, de Zaragoza, planteara tres reflexiones, acompañadas de tres cautelas. Trabajando desde hace años en analizar la variabilidad del sistema sanitario, Bernal ha reconocido cómo medir las diferencias de actividad entre unos lugares y otros puede ser una buena herramienta para controlar el gasto, pero ha advertido de que "menor variación no es necesariamente mejor". Por ejemplo, en el caso de una intervención en muchos casos inefectiva como la prostatectomía, que "ha disminuido su variabilidad, pero a costa de incrementar su tasa global".

Deberíamos redefinir el beneficio en fármacos oncológicos, incluyendo toxicidad y calidad de vida

Otro caso particular es el de los procedimientos que sólo resultan efectivos en algunos pacientes, como la revisión de artroscopia. Aquí "la variabilidad supone que se intervendrá a pacientes que no necesitan la operación y que no les va a suponer ninguna mejoría, incluso a pacientes sanos en los que intervenir será peor que no hacer nada".

En cuanto a los procedimientos claramente efectivos, "altas tasas de intervención no tienen por qué suponer mejor adecuación, ya que se pueden estar aplicando sobre pacientes subóptimos".

Hasta aquí, las cautelas. Teniéndolas en mente llegan las reflexiones; la primera está clara: "No basta con fijarse en la desinversión, en la reducción o control de prestaciones; es necesario prestar atención a la reinversión en alternativas mejores".

Una forma de desinvertir es dejar de hacer las cosas mal; los efectos adversos tienen gran coste evitable

Costes evitables


Asimismo, Bernal considera que "una forma de desinvertir es dejar de hacer las cosas mal", planteando a este respecto el alto coste evitable de los eventos adversos atribuidos a los cuidados de salud.

No obstante, para detectar en qué áreas hay que reducir la inversión, aumentarla o redistribuirla, sería necesario "tener la información adecuada, cuya ausencia nos impide además mejorar un factor importante como el ajuste de riesgo poblacional e individual". A su juicio, en nuestro país contamos con "mucho dato y poca información", a diferencia de otros como el Reino Unido donde, además, "seis de las diez principales fuentes de información sobre estos asuntos pertenecen al NHS".

El ejemplo oncológico

El problema de la baja implicación de las administraciones en los análisis económicos se refleja también en un ámbito de la asistencia que genera un alto porcentaje del gasto: los tratamientos oncológicos. "Deberíamos redefinir el concepto de beneficio en los fármacos utilizados en Oncología, incluyendo toxicidad y calidad de vida, no sólo aumento de la supervivencia. Para ello tendrían que implicarse profesionales de otros campos", explica José Expósito, del Plan Integral de Oncología de Andalucía.

En cuanto al papel de los decisores, Expósito piensa que "sería necesario que se plantearan criterios explícitos de utilización a la entrada del fármaco en el sistema, no dejarlo en manos de una discusión entre el oncólogo y el farmacéutico de hospital".

En su opinión, en esta especialidad "el debate sobre la desinversión se centra sólo en cuánto cuestan los citostáticos, marginando cuestiones como la efectividad y eficiencia de los tratamientos, lo que genera tensiones, acusaciones de clientelismo y tolerancia al trabajo bajo sospecha". Y es que en Oncología se dan cita los elementos necesarios para producir un círculo vicioso que parece difícil romper: "Se llevan a cabo ensayos clínicos dudosos que se aceleran para de esta forma pasar a la aprobación y la incorporación de un nuevo fármaco, cuyas indicaciones se van ampliando mientras se generan protocolos clínicos que, a su vez, derivan en nuevos ensayos".

La única forma de quebrar el círculo es, según el oncólogo, "adoptar una visión más amplia y democrática que considere los costes de oportunidad y dé cabida a otras opciones válidas para el paciente, como la radioterapia, la psicoterapia y los paliativos".
Si se tiene que desinvertir, es mejor hacerlo sabiendo cómo y dónde - DiarioMedico.com