martes, 28 de agosto de 2012

Cáncer: inquietud por la falta de drogas - 28.08.2012 - lanacion.com  

Cáncer: inquietud por la falta de drogas - 28.08.2012 - lanacion.com  


Las trabas a las importaciones

Martes 28 de agosto de 2012 | Publicado en edición impresa
Salud / En la provincia de Buenos Aires

Cáncer: inquietud por la falta de drogas

Siete reconocidas ONG que asisten a los pacientes manifestaron su preocupación por las demoras en la entrega de medicamentos
Por Fabiola Czubaj  | LA NACION
 
Después de dos meses de estudios, la oncóloga de Chantal Alonso dio con la mejor estrategia para tratar el cáncer de ovario diagnosticado a su paciente el año pasado. Era un tumor de 5,3 kg que le extirparon con el útero, una parte del hígado y el apéndice. Hoy, la falta de entrega de drogas oncológicas en la provincia de Buenos Aires está poniendo en grave riesgo ese camino recorrido para la recuperación de esta joven de 29 años, que cada día de espera la angustia un poco más.

"No tengo 7300 pesos para pagar el tratamiento cada 21 días -contó-. Hace dos meses que no recibo quimioterapia. Tengo que hacer seis ciclos y sólo recibí el primero. La fundación que trabaja en el hospital de Pilar me prestó el segundo, pero aún espero los cuatro que me faltan. Sé que tengo posibilidad de curarme, pero si no consigo rápido los medicamentos, voy para atrás. Y tengo una nena de 7 años, que es lo que más me preocupa."

Por cientos de estos casos, siete ONG que asisten a pacientes con cáncer se reunieron la semana pasada para fijar posición ante los problemas que impiden que los pacientes de bajos recursos reciban sus tratamientos. "Deseamos manifestar nuestra preocupación por problemas en el acceso a los tratamientos oncológicos que están padeciendo algunos pacientes que dependen del Banco de Drogas de la Provincia de Buenos Aires y del Programa Federal de Salud (Profe)", se lee en el documento.

"En los últimos dos meses -continúa el escrito-, se ha incrementado el número de demoras, rechazos y otras situaciones que dificultan, dilatan o impiden el acceso en tiempo y forma a los tratamientos necesarios. Esto causa un perjuicio a la salud de los pacientes, muchas veces irreparables. Deseamos, por el bienestar de los pacientes, que se articulen los medios necesarios para que esta situación se normalice en forma inmediata."

Sólo en el Hospital Central de Pilar, la semana pasada surgieron siete nuevos casos de demora en la entrega de medicamentos que distribuye el Banco de Drogas bonaerense. Y los pacientes de un hospital de Almirante Brown que retiran los medicamentos en un banco de drogas de Lanús aseguran que el atraso es de un mes, sólo para citar un par de ejemplos.

Los médicos les recomiendan que insistan en sus pedidos, los contactan con ONG o consultan con colegas para que los pacientes no queden sin el tratamiento. Las organizaciones de pacientes los orientan para presentar un recurso de amparo o, si pueden, les "prestan" los fármacos y los pacientes los devuelven cuando los reciben. Pero esta reposición también está entrando en zona roja.

"Terminé la quinta sesión de quimioterapia y el miércoles arranco la sexta -contó J.C.L., de 45
 años, con cáncer de colon-. Si todo va bien, podría ser la última. Pero prácticamente voy a terminar las sesiones y voy a deber cuatro meses de medicación al banco de drogas del hospital. Presenté toda la documentación en la oficina (del Ministerio) de Acción Social de la provincia en el hospital y la primera partida me llegó un mes tarde. El hospital me la adelantó para iniciar el tratamiento. Pero el banco está cada vez más complicado."

Cuando Chantal va al hospital percibe esa complicación. "Varios estamos en la misma situación -dijo-. Tratan de conseguirnos la medicación como sea, pero se pone difícil porque si tienen que abastecer a tantos, no van a dar abasto. Igualmente, me dicen que me tranquilice, me apoyan. Los médicos hacen todo lo que pueden."

Como tantos otros, si ella no recibe pronto la quimioterapia, habrá que repetir todos los estudios para reorganizar la estrategia terapéutica. Los controles incluyen estudios por imágenes y análisis para determinar si la enfermedad avanza o no.

A tiempo

Los especialistas de la Asociación Argentina de Oncología Clínica, que hace una semana dio a conocer estos inconvenientes, y las ONG coinciden en la importancia de que los pacientes reciban la medicación a tiempo.

"A veces, cuando llega tarde, no sirve, lo que termina siendo más caro para el sistema. El paciente se muere o la enfermedad avanzó y hay que iniciar nuevos estudios y modificar el tratamiento", dijo el doctor Ignacio Zervino, director de relaciones institucionales de la Fundación Atención Comunitaria Integral al Paciente Oncológico (Aciapo). que asistió a Chantal.

Alejandra Iglesias, directora ejecutiva del Movimiento Ayuda al Cáncer de Mama (Macma), explicó que es "fundamental" recibir lo que indica el médico en tiempo y forma. "El medicamento adecuado en el momento oportuno es lo que le da eficacia al tratamiento y permite la recuperación de los pacientes, que ya están en una situación de vulnerabilidad. Su falta produce angustia, sobre todo si el cáncer está avanzado. Lo que menos necesita un paciente es pasar por una situación así, traumática, que pone en riesgo su vida."

Iglesias recordó que el tratamiento del cáncer tiene el 100% de cobertura en el país. Además de Macma y Aciapo, firmaron el comunicado la Asociación Leucemia Mieloide Aguda (ALMA), la Asociación por los Derechos de las Personas con Cáncer (Sostén), la Fundación Apostar a la Vida, Linfomas Argentina y la Asociación de Mujeres Operadas de Cáncer de Mama, Valoricemos la Vida, de Mar del Plata.


LOS PACIENTES, ENTRE IDAS Y VENIDAS

La semana pasada, el Banco de Drogas bonaerense notificó informalmente que en siete días se normalizaría la entrega de las drogas oncológicas. En tanto, trascendió que cientos de pacientes de IOMA, la obra social provincial, presentarán amparos.

Las demoras, que las ONG consideran "más agudas que las habituales", serían por la negociación de la forma de pago a las droguerías. Para el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, la causa mutó de "la burocracia" de las importaciones a los problemas económicos internos. "El cambio de reglas influyó entre febrero y julio. En agosto, el problema pasó a ser financiero, ya que los laboratorios dejaron de entregar (los productos) por falta de pago", dijo el titular del sindicato, doctor Marcelo Peretta.

Y describió el escenario: "Las obras sociales están desfinanciadas, tanto las estatales como las sindicales, y les cuesta solventar el alto costo de estos medicamentos, que es de entre 15.000 y 45.000 pesos por paciente por mes. La APE no lo reintegra. Los pacientes están preocupados e inician demandas individuales o a través de" las ONG.

Al respecto, las cámaras que agrupan a los laboratorios (Caeme, Cilfa y Cooperala) indicaron a través de un comunicado: "En relación con las versiones de que la falta de entrega de medicamentos oncológicos a beneficiarios de la seguridad social podría originarse en eventuales problemas presupuestarios de algunas obras sociales puntualmente, la solución deberá [darse] en esa esfera de responsabilidad". También dicen que "sus laboratorios asociados han abastecido y abastecen en forma normal" sus productos "a la cadena de distribución y dispensación".

El gremio que reúne a los visitadores médicos no detectó demora en la entrega de las drogas más caras. José Charreau, secretario de acción social de AAPM, explicó: "Los laboratorios no los pueden vender al sector privado por su valor, por eso fijan precios en muchos casos muy superiores a otros países porque cuentan con el subsidio de las obras sociales. Pero los fondos que se usan son aportes de los afiliados, que hoy retiene el Gobierno, dejando desfinanciado y en crisis el sistema solidario de salud".

Piden por el músico Iván López

Iván López, músico de 25 años que padece una enfermedad genética, la mucopolisacaridosis VI (que ocasiona daños en la piel, las córneas, el pelo, el hígado, el corazón y los huesos), lleva tres años luchando por acceder a un medicamento aprobado en 2005 por la FDA, pero la Obra Social de Buenos Aires se niega a entregarle el tratamiento. El magistrado Francisco de Asís Soto multó a la entidad por incumplimiento de la medida cautelar que exigía el financiamiento de la terapia, sin resultados.