martes, 15 de octubre de 2013

CESM-Castilla y León no apoya el modelo de Unidades de Gestión Clínica tal como lo plantea la Consejería :: El Médico Interactivo ::

:: El Médico Interactivo :: CESM-Castilla y León no apoya el modelo de Unidades de Gestión Clínica tal como lo plantea la Consejería

CESM-Castilla y León no apoya el modelo de Unidades de Gestión Clínica tal como lo plantea la Consejería


León (16/10/2013) - Antonio Pais

• El secretario general del Sindicato Médico, José Luis Díaz-Villarig, explica que la aprobación de los médicos a esta iniciativa pasa en primer lugar por que en el texto se refleje "de forma inequívoca, sin dar lugar a dudas" su voluntariedad

• Del mismo modo, CESM-CyL exige que las UGC tengan un presupuesto real que incluya incentivos,  un sistema de información "transparente y controlable" y otro de participación en la elección del director de la Unidad, que siempre debe ser un médico, garantías para los que se incorporen a la UGC y restaurar los incentivos a los que no lo hagan

El Sindicato Médico (CESM) de Castilla y León no va a apoyar el modelo de Unidades de Gestión Clínica (UGC), tal y como las está planteando la Consejería de Sanidad de la comunidad en las negociaciones que ya se han llevado a cabo. "Desde que empezaron las negociaciones (éstas ya han pasado por la Mesa General del Empleado Público) al momento actual, algunas dudas estructurales importantes, como las cuestiones referidas a la relación laboral o las condiciones laborales (CESM pedía el mantenimiento del régimen estatutario y de la jornada laboral actual de los médicos)... se han resuelto. Pero persisten otras importantes, dudas razonables: mientras no se disipen, mientras no se nos aclaren, CESM no puede prestar su apoyo a estas UGC", ha dicho, en declaraciones a EL MÉDICO INTERACTIVO, el secretario general de CESM-Castilla y León, José Luis Díaz-Villarig.
Aunque también se ha dado algún paso adelante en este sentido, una de las incertidumbres, capital, que se mantiene es el relativo a la voluntariedad en la implantación de este modelo de gestión. "Se ha incorporado una referencia a la voluntariedad... pero a medias: con algún eufemismo, no de manera tajante y clara. Nosotros lo que pedimos es que esto se incluya de forma que no deje dudas: que la palabra 'voluntario' referente a la implantación de este modelo quede escrita", añade Díaz-Villarig.
Con la concesión también de no imponerse el régimen laboral, frente al estatutario, y que las relaciones laborales se rijan por el estatuto de jornada laboral actual, CESM exige además que las UGC tengan un presupuesto real, "incluyendo una partida de incentivos que no queden atados al ahorro del propio Servicio"; un sistema de información  que sea "transparente y controlable por todos los integrantes de la Unidad, que se presente una evaluación objetiva de resultados asistenciales"; que se contemple un sistema de participación en la elección del director de la UGC, que en todo caso será un médico; y garantías para los facultativos que decidan incorporarse a esta iniciativa, así como restaurar el sistema de incentivación (Productividad Variable) para quienes no se incorporen.
El médico como gestor del sistema sanitario
José Luis Díaz-Villarig ha explicado que las UGC están siendo desarrolladas tanto por el Ministerio de Sanidad como por distintas Consejerías de Sanidad "siguiendo un criterio mayormente economicista" aunque están siendo "otra cosa, dentro de que hay mucha variedad de UGC" que lo que el profesional médico siempre ha perseguido: la gestión clínica. "Nosotros siempre hemos apoyado la gestión clínica, la participación y la autonomía del médico en la gestión para así contribuir al desarrollo de lo que debe ser un sistema sanitario. El médico, que es el que en la práctica gestiona el sistema sanitario, quien decide gastos o cómo se debe operar, está pidiendo más responsabilidad. Y debe ser el dirigente máximo de todo el personal de los centros y servicios sanitarios".
Frente a este planteamiento el Ministerio y las consejerías, añade el secretario general de CESM-Castilla y León, "están apostando políticamente por este modelo de gestión, que llega directamente relacionado con el debate sobre si la gestión debe ser privada o pública. En Castilla y León firmamos un acuerdo con la Consejería para garantizar que tanto el sistema sanitario como la gestión sanitarias deben ser públicos", afirma.
Esto vieja pretensión de los profesionales también motivó que en las negociaciones entre el Foro de la Profesión Médica y el Ministerio de Sanidad se crease un grupo de trabajo sobre gestión clínica... en el que uno de los representantes del Foro es el propio Díaz-Villarig, que incide en que "la gestión clínica hay que desarrollarla... bajo el acuerdo de que el médico es el jefe de la gestión".
Concesiones realizadas por el Ministerio en esa negociación con el Foro, como la voluntariedad en la implantación del modelo (en la apertura de las negociaciones, Sanidad pretendía su obligatoriedad) o el mantenimiento del régimen estatutario frente a la inicial pretensión ministerial del cambio al régimen laboral, son entre otras las que CESM exige para la implantación de la iniciativa en Castilla y León.