jueves, 1 de diciembre de 2016

La oposición evita en Murcia que el PP permita que los jefes de servicio del SMS trabajen también para la privada - Nacional - Elmedicointeractivo.com

La oposición evita en Murcia que el PP permita que los jefes de servicio del SMS trabajen también para la privada - Nacional - Elmedicointeractivo.com


La oposición evita en Murcia que el PP permita por ley que los jefes de servicio del SMS trabajen también para la privada

Modificada la ley para evitar la libre designación en las jefaturas de servicio y sección, que se ocuparán por concurso de méritos

E.P. | 30 - Noviembre - 2016 14:00 h.


PSOE, Podemos y Ciudadanos han evitado en la Asamblea Regional que el PP modificara la ley de Personal Estatutario del Servicio Murciano de Salud (SMS) para permitir que sus jefes de servicio trabajaran también para las clínicas privadas. En cambio, sí se ha introducido una modificación en la ley que evita la libre designación en las jefaturas de servicio y sección, cuyos puestos se ocuparán por concurso de méritos. El dictamen de la reforma propuesta por el PP ha salido por unanimidad a pesar de que la oposición ha tumbado una de las propuestas de los populares.

Durante el debate de la modificación de la ley, diputados de los grupos de la oposición han recordado que la modificación afectaría a una ley del año 2001 en la que se establece que los jefes de servicio no pueden compaginar una actividad pública con el servicio en clínicas u hospitales privados. Según han denunciado, el SMS "llevaba haciendo la vista gorda desde entonces y se incumplía".

Los parlamentarios de la oposición han defendido el que la ley mantenga las incompatibilidades de los gestores del SMS. En palabras de la diputada de Podemos, Mari Ángeles García, estos trabajadores deberían tomar una decisión entre compatibilizar su actividad asistencial o dedicarse en exclusividad a la "defensa y gestión de lo público", a lo que ha añadido que la consejera ha de "acabar con la derivación a la privada".

Desde el PSOE, Emilio Ivars ha señalado que la ley ya establece esas incompatibilidades y que lo que han pedido los grupos es que "no se haga compatible el servicio en la pública en niveles iguales o superiores al 28".

Desde Ciudadanos, Juan José Molina ha recalcado que "ningún jefe de servicio puede trabajar en el ámbito privado". A esto ha añadido que el SMS ha de primar el "criterio de eficiencia sobre el de prestigio" e insta a "ir a la profesionalización de los gestores". También ha recordado a los populares que las leyes "no se hacen por capricho" y que si se prohíbe trabajar en el sector privado "es porque se entiende que puede haber conflictos de intereses".

En cuanto a los populares, Domingo Coronado ha informado de que la medida de impedir la compatibilidad del trabajo público y el privado afectaría a unos 70 u 80 jefes de servicio. "No estamos hablando de ningún privilegio, presentamos algo que creemos justo y si se les obliga a renunciar quienes van a sufrir el perjuicio son los usuarios de la Sanidad pública", ha dicho desde la tribuna. Los populares no consideran "justa" la medida, ya que, según han dicho, al 98 por ciento de los profesionales del SMS sí se les permite la compatibilidad.

En la ley también se han introducido modificaciones para reducir la libre designación y eliminar la inseguridad entre el personal sanitario sobre su plaza básica cuando participe en los procesos para acceder a puestos como supervisor o jefe de servicio. La normativa introduce que puestos estructurales en centros de salud y hospitales como pueden ser los jefes de servicio y sección, supervisores o coordinadores de enfermería se ocuparán por concursos de méritos. En este concurso se valorarán, según han informado, los requisitos profesionales, académicos, científicos e investigadores, que tendrán vigencia por un periodo de cuatro años.

En este punto se ha aprobado una enmienda del PSOE para que en la negociación de los baremos de méritos participen las organizaciones sindicales, según se establece en el Estatuto Básico del Empleado Público.

Por último, la consejera de Sanidad, Encarna Guillén, considera que evitar las compatibilidades de los jefes de servicio "nos aleja del resto de España", por lo que cree que "pocos profesionales mostrarán interés por asumir el servicio". Considera que es un "error" comparar las compatibilidades con las listas de espera y se ha comprometido a que desde la aprobación de la reforma el Gobierno regional "adapte la organización sanitaria a la ley aprobada".