martes, 25 de abril de 2017

Mañana, Consejo Territorial de Dependencia - DiarioMedico.com

Mañana, Consejo Territorial de Dependencia - DiarioMedico.com



REUNIÓN MINISTERIO-AUTONOMÍAS

Mañana, Consejo Territorial de Dependencia

El Ministerio ha revelado este martes el orden del día del Consejo Territorial de Servicios Sociales y Dependencia, que se celebrará mañana miércoles.
Redacción   |  25/04/2017 14:15
 
 

Dolors Montserrat
Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, durante una de sus intervenciones en el Congreso de los Diputados. (DM)
El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas se reunirán mañana miércoles en el primer Consejo Territorial de Servicios Sociales y Dependencia que se celebra con Dolors Montserrat como ministra. El Ministerio ha dado a conocer este martes el orden del día.
Se tratarán más temas sociales que directamente ligados con la sanidad, ya que la dependencia no será excesivamente protagonista en el Consejo Territorial, según apunta el orden del día. Se dará información en torno al impulso de la jurisdicción social las cuestiones litigiosas en dependencia, con objetivo de acelerar los trámites para la concesión de ayudas.
Además, se crearán tres grupos de trabajo sobre dependencia. Uno para analizar la propuesta técnica de adecuación del baremo de discapacidad a la normativa internacional, un segundo para determinar el contenido del Servicio de Teleasistencia Avanzada con apoyos complementarios, y un último para el diseño y la estructura de las evaluaciones anuales sobre la Ley de Dependencia.
Tras la celebración del Territorial de Dependencia, el sector sanitario espera que Sanidad convoque el Interterritorial de Sanidad, que lleva más de un año sin reunirse, como informó diariomedico.com.

Sespas pide regulación sobre venta por internet de medicina herbal china - DiarioMedico.com

Sespas pide regulación sobre venta por internet de medicina herbal china - DiarioMedico.com



ADVIERTE DE LOS RIESGOS

Sespas pide regulación sobre venta por internet de medicina herbal china

La Sociedad Española de Salud Pública y Administraciones Públicas (Sespas) publica en su revista Gaceta Sanitaria un artículo en el que advierte del peligro de la venta de medicina herbal china en páginas web en español. Pide a las Administraciones más regulación.
José A. Plaza   |  25/04/2017 11:46
 
 

Remedios herbales chinos
Remedios herbales chinos ()
Un estudio publicado en Gaceta Sanitaria, órgano de expresión de la Sociedad Española de Salud Pública y Administraciones Públicas (Sespas), advierte de los peligros de la venta en páginas web en español de productos de medicina herbal china. Del estudio se desprende que sólo un tercio de las 30 páginas web localizadas cumple con la legislación vigente.
Los autores, del departamento de Biología de Sistema de la Facultad de Medicina en la Universidad de Alcalá de Henares, coordinados por Noelia Tejedor-García, han analizado páginas web en español la calidad de la información ofrecida al consumidor y los posibles riesgos derivados de su consumo.
De las 30 páginas web localizadas en el informe, sólo un tercio cumple con la legislación vigente, "ya que las demás incluyen indicaciones terapéuticas occidentales como reclamo para la venta de medicina herbal china en España", concluyen los autores.
Además, sólo cinco de ellas "aportan información sobre consumo seguro y dos ofertan plantas potencialmente tóxicas. El estudio recuerda que "un importante porcentaje de productos retirados por la Agencia Española de Medicamentos (Aemps) corresponde a medicina herbal china adulterada con sibutramina, sildenafilo o sus derivados".
  • No existen datos sobre su uso y sí poca información sobre resultados negativos"
Por ello, Tejedor-García y sus colegas concluyen: "Existen motivos suficientes que aconsejan la creación por parte de las autoridades españolas de un sitio web que asesore a quienes pretenden utilizar Internet para comprar medicina herbal china y así permitir que los usuarios tomen decisiones estando bien informados".
En el estudio, los autores señalan: "No existen datos sobre la relevancia poblacional de la medicina herbal china en España y existe poca información sobre resultados negativos asociados al uso de medicina herbal china".
También añaden: "A diferencia de las plantas medicinales europeas, ninguna medicina herbal china ha podido registrarse hasta la fecha en la Unión Europea como medicamento o como medicamento tradicional a base de plantas, debido a condicionamientos de índole económica y legal".
Los autores consideran esto un problema: "La medicina herbal china, pese a incluir productos farmacológicamente activos y a no estar exenta de riesgos, se comercializa bajo normativas menos exigentes, como las aplicables a alimentos y cosméticos. Al no ser consideradas medicamentos, es ilegal anunciar las preparaciones de medicina herbal china con indicaciones terapéuticas occidentales".
Por ello, las especiales características de la medicina herbal china "revisten suficiente interés como para justificar estudios relacionados con la salud pública", concluyen. Para terminar, una última advertencia: "La medicina herbal china contiene, en muchos casos, productos farmacológicamente activos y potencialmente peligrosos, en especial para poblaciones de riesgo.
Según los autores, se trata del primer estudio sobre el tema en España. Resumen así su trabajo: "Encontramos que la información de la mayoría de los productos es ilegal, ya que con frecuencia se reivindican propiedades terapéuticas o se ocultan adulteraciones con medicamentos. El riesgo para el consumidor derivado de estas prácticas requiere que las autoridades sanitarias modifiquen los mecanismos de control de la venta de estos productos en Internet e implementen campañas de información sanitaria".

La palabra como el único instrumento - DiarioMedico.com

La palabra como el único instrumento - DiarioMedico.com



TRIBUNA. EUGENIO MOURE

La palabra como el único instrumento

El neurocirujano Paul Kalanithi narró en un libro su experiencia como paciente oncológico. En ese trance, la información tiene más que ver con la humanidad que con exigencias del sistema.
Eugenio Moure, abogado experto en Derecho Sanitario   |  24/04/2017 00:00
 
 

"Recuerda que vas a morir. VIVE" es la autobiografía póstuma del joven y brillante neurocirujano norteamericano Paul Kalanithi. Este libro llamó mi atención en una de las frecuentes visitas a mi librería habitual, cuando ya tenía otro en mis manos para colmar el tiempo de sosegada lectura en las cortas vacaciones de Semana Santa.
Que su autor fuera un médico ya fallecido, galardonado en varias ocasiones y que en la faja promocional del libro viniese una recomendación de Henry Marsh, otro reputado neurocirujano, autor de la afamada Ante todo no hagas daño, me llevó a aceptar el reto de leerme no uno, sino dos libros en mis cuatro días de dolce fare niente.
Empecé las dos lecturas a la par y enseguida me quedé sólo con el libro de Kalanithi, por el apresurado deseo de llegar al final aun a sabiendas del desenlace vital de su autor y protagonista, que arribé mientras escuchaba rugir las olas en la playa de Patos (Nigrán). Ruido de fondo muy apropiado para poner sonido a su batalla perdida contra el cáncer de pulmón.
El libro empieza con los primeros síntomas, que ya sospecha que pudiesen deberse a esa enfermedad, sugiriendo a su médico una resonancia magnética nuclear que descarta por los programas de reducción de costes, según confiesa. A lo que nuestro autor se pregunta: "¿Por qué me comportaba con tanta autoridad con la ropa de cirujano y con tanta docilidad en cambio con la bata de paciente?"
En ese vía crucis (permítanme la oportunidad de la metáfora religiosa) por la enfermedad sin abandonar la ropa de cirujano, deseoso de concluir su residencia (no confundir con el periodo MIR), nuestro protagonista vive en su propia carne la dimensión moral de la profesión médica; la búsqueda de la excelencia técnica sin perder el contacto humano con el paciente.
Y esos pasos morales que Kalanithi va dando a trompicones nos revelan que el objetivo no debe limitarse a salvar vidas, sino a ayudar al paciente o a su familia a entender su enfermedad o la propia muerte. Por eso "cuando no hay lugar para el bisturí, las palabras son el único instrumento del cirujano", para con ellas "forjar un pacto con un compatriota doliente".
El consentimiento informado deja de ser así un "trámite jurídico en el que se enumeran apresuradamente los riesgos, tal como la voz en off del anuncio de un nuevo fármaco", porque "zambullirse demasiado en las estadísticas es como tratar de saciar la sed con agua salada. La angustia que implica afrontar la mortalidad no se remedia con probabilidades".
Siglos atrás la palabra paciente significaba exclusivamente objeto de una acción, y así es como se siente por momentos, algo a lo que se revela en la relación con su oncóloga hasta cruzar "la frontera entre médico y paciente... entre sujeto y objeto", para abandonar el tono magistral de los médicos porque ellos "también necesitan esperanza".
En la fase terminal de su enfermedad, bruscamente evolucionada y ya hospitalizado, siente a su alrededor el caos del corifeo de opiniones médicas hasta redundar en la cacofonía, por la discrepancia de unos especialistas con otros hasta preguntarse "¿quién es el capitán del barco?" (atinar con la respuesta adecuada es la clave de la medicina en estas situaciones).
Su postrer fallecimiento no lo relata con emoción su viuda en el epílogo de libro, un ejemplo de cómo los cuidados paliativos pueden ayudar en ese otro epílogo de la vida que es el duro trance de morir. No obstante, el mejor punto y final está extrañamente en el prefacio: la dimensión moral del médico reside en alcanzar la empatía con las personas que sufren.

El CI verbal es insuficiente en secuelas previsibles - DiarioMedico.com

El CI verbal es insuficiente en secuelas previsibles - DiarioMedico.com



DEFECTO DE INFORMACIÓN

El CI verbal es insuficiente en secuelas previsibles

El Sescam deberá indemnizar con 60.000 euros la falta de información. La praxis médica fue correcta y el riesgo que se produjo era conocido.
Soledad Valle. Madrid | soledad.valle@unidadeditorial.es   |  24/04/2017 00:00
 
 

José Guerrero Zaplana
José Guerrero Zaplana, el magistrado que ha dictado la sentencia. (DM)
El Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2 de Toledo ha condenado al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) a indemnizar a una paciente con 60.000 euros por  la  “información defectuosa” que acompañó a la intervención de la tumoración de una raíz lumbar.
Tras la exéresis total del tumor, la paciente acusó un importante déficit motor que no remitió con el tiempo. El abogado de la afectada, Emiliano Gómez Rubio, experto en Derecho Sanitario, detalla en la demanda que su cliente está incapacitada para realizar cualquier trabajo.
El juez José Guerrero Zaplana, magistrado del Supremo en comisión de servicios en el juzgado de Toledo y muy familiarizado con el Derecho Sanitario, ha determinado en la sentencia que la actuación médica “fue la correcta y adecuada a la praxis médica”.
Informes judiciales
Los informes aportados al juicio, el de la Inspección Médica, el del cirujano que realizó la intervención y el de la compañía aseguradora del Sescam, coinciden en señalar tanto la indicación del tratamiento como la buena praxis.
El cirujano apunta que “si no se hubiera sometido el paciente a esa exéresis se corría el riesgo de que el tumor fuera maligno, pues cuando se hizo no podía saberse la naturaleza del tumor”. Además, pronostica que “si no se hubiera obrado como se hizo, el tumor podría haber aumentado de tamaño y también se hubiera llegado al mismo resultado de déficit radicular”.
La Inspección Médica detalla que “la paciente venía sufriendo semejante patología articular desde hacía tiempo y que el diagnóstico fue correcto practicando una resección tumoral completa y apareciendo, posteriormente, una secuela prevista y de la que había sido informada”.
Sobre estas dos últimas cuestiones, la previsibilidad de la secuela y la información dada al paciente, son sobre las que el juez sostiene su condena. Pues reconoce que, efectivamente, los daños a las estructuras nerviosas o ramas vasculares que padeció la paciente son riesgos asociados a la intervención, en un porcentaje de entre “el 7 y el 23 por ciento”. Es decir, que puede pasar, como en este caso, aunque la praxis utilizada sea la correcta. Sin embargo, al conocerse la existencia de ese riesgo se debe informar bien de él a la paciente y, según la sentencia, en este caso no se hizo, pues sólo se apunta a que hubo una información verbal.
Información incompleta
La sentencia recoge que “si bien no se ha acreditado ninguna infracción de la lex artis, sí se ha acreditado un defecto de información puesto que, aunque la información oral sea suficiente para cumplir las exigencias básicas de los derechos del paciente, no puede dejar de señalarse [...] que la información que se ofreció al paciente fue incompleta y que no llegó a conocerse las posibilidades de la cirugía a la que se sometió. También en el informe de la Inspección se hace mención de que la información que se proporcionó a la paciente no fue la correcta ni completa”.
De este modo, el Juzgado de lo Contencioso número 2 de Toledo condena al Sescam a indemnizar con  60.000 euros a la paciente.

La última jurisprudencia sólo indemniza la falta de información si hay un daño

Las condenas judiciales por falta de consentimiento informado en intervenciones sanitarias han conocido distintas doctrinas del Tribunal Supremo. Así lo ha recordado el magistrado del Alto Tribunal, José Guerrero Zaplana, en la sentencia del juzgado de Toledo.
"La evolución de la cuestión de defecto u omisión del consentimiento informado (CI)- apunta el magistrado- se ha producido desde una postura que lo reputaba en sí mismo constitutivo de un daño moral grave, distinto y ajeno al daño corporal derivado de la intervención y por tanto indemnizable [en sí mismo] -como lo recoge la sentencia del Supremo de 4 de abril de 2000-, a otras que afirman, como regla o principio, que la mera falta o ausencia del CI no es indemnizable si no concurre el elemento de daño antijurídico (sentencias del TS de 26 de marzo de 2002, 26 de febrero de 2004, 14 de diciembre de 2005, 23 de febrero de 2007, 19 de junio de 2008, y en la jurisdicción Civil, las sentencias de 23 de octubre de 2008 y 30 de junio de 2009)".
De este modo, la sentencia del juzgado de Toledo condena al Sescam porque hay un daño objetivo, las secuelas que sufre la paciente, y aunque no hubo mala praxis médica, no se informó a la paciente.

Indemnizan la pérdida de un ovario y trompa por confundir un tumor con exceso de gases - DiarioMedico.com

Indemnizan la pérdida de un ovario y trompa por confundir un tumor con exceso de gases - DiarioMedico.com



RESOLUCIÓN DEL SERMAS

Indemnizan la pérdida de un ovario y trompa por confundir un tumor con exceso de gases

La entidad gestora ha dictado una resolución en la que reconoce mala praxis en la atención sanitaria prestada a una paciente, pues se confundió durante diez meses un tumor de ovario con simples molestias aerofágicas.
Diego Carrasco. Madrid   |  24/04/2017 15:31
 
 

Carlos Sardinero
Carlos Sardinero, abogado que colabora con El Defensor del Paciente. (DM)
El Servicio Madrileño de Salud (Sermas) ha reconocido mediante una resolución la mala praxis en la atención sanitaria prestada a una paciente que durante diez meses se quejaba continuamente de dolores abdominales y otros síntomas. La resolución explica que "los informes aportados por la Administración sanitaria permiten probar la negligencia del cuadro médico al haber diagnosticado de manera reiterada como simples molestias aerofágicas lo que constituían un problema ginecológico, en concreto de carácter ovárico".
La reclamación presentada por Carlos Sardinero, abogado que colabora con El Defensor del Paciente, explica que la enferma acudió a su médico de Familia por dolores e hinchazón en el lado izquierdo del abdomen. Le prescribió dieta blanda para descartar que fuera una gastroenteritis. Varios meses después volvió a la consulta con un bulto aparente en la zona, pues las molestias no cesaban. El médico le restó importancia al considerar que se trataba de gases, que se formaban por razón de la escoliosis que padecía la paciente.
En abril de 2013 fue nuevamente a su médico de atención primaria porque los dolores no se le calmaban con los analgésicos y seguía con el abdomen inflamado. También le refirió pérdida de peso y olor en la micción. Pese a ello, el facultativo seguía insistiendo en el diagnóstico de exceso de gases. Meses más tarde, prescribió una ecografía que se hizo en el mes de febrero de 2014.
Según uno de los informes periciales, la radióloga se sorprendió de la magnitud del bulto, pues avisó a otro compañero para que viera las imágenes. Le informó de que se trataba de un tumor de ovario. En ese momento se activó el protocolo de emergencia para practicar una TC, que reveló que estaba muy adherido a los uréteres y a la vena ilíaca.
La ginecóloga expresó su malestar porque "el olor al orinar y el sangrado por encima de lo habitual durante la menstruación constituyen síntomas del tumor de ovario". El perjuicio que se reclama por la pacientes es el retraso de diez meses en el diagnóstico propició que perdiera un ovario y la trompa de Falopio.
El Sermas considera que la enferma debe ser indemnizada con 43.779,06 euros, actualizada con los intereses que correspondan, porque la atención sanitaria ha sido contraria a las exigencias de la lex artis ad hoc.

'Minerval', candidato anticáncer aún en el 'tribunal de la ciencia' - DiarioMedico.com

'Minerval', candidato anticáncer aún en el 'tribunal de la ciencia' - DiarioMedico.com



PRESUNTO USO FRAUDULENTO

'Minerval', candidato anticáncer aún en el 'tribunal de la ciencia'

Varios estudios publicados aportan datos sobre un efecto antitumoral del Minerval, molécula que investigadores españoles han utilizado de manera presuntamente fraudulenta. El efecto beneficioso del 2-OHOA se investiga en diversos campos.
Sonia Moreno   |  24/04/2017 00:00
 
 

Ácido oleico
El ácido oleico, cuya estructura se representa a la izquierda, inspiró el diseño del análogo sintético Minerval (a la derecha). (DM)
El ácido 2-hidroxioleico (2-OHOA), una grasa presente en el aceite de oliva, sirvió de base al grupo de Pablo Escribá, catedrático de Biología Celular en la Universidad de las Islas Baleares, para sintetizar hace más de diez años un análogo: Minerval (ácido 2-hidroxi-9-cis-octadecenoico). La molécula, que ahora está en el epicentro de un escándalo por presunta estafa, ha sido objeto de estudios preclínicos y algún que otro ensayo preliminar, cuyos resultados se han presentado en diversas revistas y foros científicos.
Uno de esos primeros estudios apareció en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, en 2011. Mostraba en células de tumor pulmonar, leucemia y glioma un efecto antitumoral de la molécula, a través de un mecanismo que se enmarca en la denominada terapia lipídica de membrana. En esencia, busca cómo alterar los lípidos, y su señalización, en las membranas de las células tumorales para evitar la expansión a tejidos adyacentes.
A ese prometedor inicio han seguido nuevos trabajos, uno de los cuales es un estudio clínico en fase I/II, que incluía a diez pacientes con glioblastoma, y cuyos datos se presentaron en la reunión de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), hace dos años.
En Noruega
En paralelo, otros grupos independientes han investigado el efecto antitumoral del 2-OHOA. El pasado noviembre en Oncotarget, un equipo noruego exponía que Minerval tiene un efecto en la membrana celular a concentraciones elevadas, en el que varias vías de señalización se alteraban.
La primera autora del trabajo, Maria Lyngaas Torgersen, del Departamento de Biología Celular Molecular en el Instituto de Investigación del Cáncer en el Hospital Universitario de Oslo, ha expuesto a DM que "se sabe poco sobre sus efectos antitumorales y los estudios que más lejos han llegado hasta ahora no son bastante sólidos. Se ha propuesto que la presencia de 2-OHOA en la membrana celular cambia la señal en estas células, lo que es importante en el tratamiento del cáncer. Este tipo de molécula podría tener diferentes efectos en distintos tipos celulares, por lo que se necesitan estudios más amplios".
Otros científicos consultados por DM que han investigando en el 2-OHOA coinciden en que se precisa aún más investigación, pues los datos disponibles no son concluyentes, no ya frente a los tumores, sino también en alteraciones diferentes a las oncológicas. Y también han recordado que este ácido graso es un análago de un compuesto del aceite de oliva, pilar de la dieta mediterránea, cuyas bondades en el sistema inmune sí ha demostrado el estudio Predimed.
¿Aportan los estudios actuales evidencia suficiente para continuar indagando en el 2-OHOA? Es la pregunta del millón en ciencia, una empresa siempre arriesgada, en la que no se sabe si merece la pena continuar hasta llegar al final, como comenta Torgersen. De hecho, de cada 250 moléculas que se investigan en fase preclínica, 5 llegan a la fase clínica y de esas, una como mucho se aprobará con indicación terapéutica, en un proceso que puede durar entre siete y diez años.

La investigación judicial está en fase de instrucción sin fechas para declarar

¿Se acuerda de Bio-Bac, el falso antitumoral por el que en 2002 se detuvo a 23 personas, de las que 13 fueron médicos? En 2014, el Juzgado Penal número 18 de Madrid dictó sentencia absolviendo a los cuatro imputados del delito contra la salud pública y condenando al fabricante, Rafael Chacón, a cinco meses de prisión por un delito contra los consumidores. Un año después, la Audiencia Provincial de Madrid le absolvió de todos los cargos.

La Fiscalía llegó a pedir más de cinco años de prisión para Chacón. En la actualidad, su producto, Bio-Bac, se ofrece en determinadas farmacias como complemento alimenticio.

La historia la recuerdan los abogados Rafael Martín Bueno y Fernándo Abellán, expertos en Derecho Sanitario, al ser preguntados por separado por la investigación sobre el Minerval. Con este ejemplo, los letrados piden prudencia a la hora de aventurar una posible condena a estos investigadores.

Aunque el juicio social y mediático sobre los catedráticos de la Universidad de Islas Baleares Pablo Escribá y Xavier Busquets, investigadores del Minerval, parece estar listo para sentencia, los juzgados de Baleares y la Fiscalía de esta comunidad han confirmado a DM que el caso "se encuentra en la fase inicial de la instrucción. No ha declarado la demandante, ni los investigados, ni hay fecha". Estas mismas fuentes confirman que, ante lo incipiente del proceso, "no hay delito que se les haya imputado todavía de manera formal".

El delito declarado y que ha motivado la actuación policial es el de estafa, pero para que este se confirme, el abogado Fernando Abellán apunta que “se debe demostrar que se ha adquirido el producto esperando unos resultados que se anunciaban y que no se produjeron”.

Noticias relacionadas

'Minerval', candidato anticáncer aún en el 'tribunal de la ciencia' - DiarioMedico.com

Un informe mundial sitúa a la enfermedad renal crónica en España en el 13% - DiarioMedico.com

Un informe mundial sitúa a la enfermedad renal crónica en España en el 13% - DiarioMedico.com



INFORME MUNDIAL

Un informe mundial sitúa a la enfermedad renal crónica en España en el 13%

El "mapa mundial" de la enfermedad renal crónica (ERC) advierte de la necesidad de avanzar en la prevención y detección precoz de lo que se considera una epidemia silenciosa.
Redacción. Madrid   |  24/04/2017 14:29


María Dolores del Pino
María Dolores del Pino, presidenta de la Sociedad Española de Nefrología (SEN). (SEN)
Un nuevo informe mundial, The Global Kidney Health Atlas, que se acaba de presentar en el Congreso Mundial de Nefrología, que se está celebrando en México D. F. hasta mañana, coincidiendo con su publicación en JAMA, ha constatado las grandes deficiencias en la prevención y atención de las patologías renales tanto en países desarrollados como en los que están en vías desarrollo. Con este motivo, y fruto también de este informe, se publica también en The Lancet un protocolo de actuación para mejorar la atención de esta patología.
Un de cada diez personas en todo el mundo padece insuficiencia renal crónica (ERC), pero nueve de cada diez no son conscientes de ello, según las estimaciones de las sociedades científicas. En España, la prevalencia de la enfermedad renal crónica es del 13 por ciento.
Entre los países con ingresos altos, Arabia Saudí y Bélgica tienen la prevalencia estimada de ERC más alta (24 por ciento), seguidos por Polonia (18 por ciento), Alemania (17 por ciento), Reino Unido y Singapur (16 por ciento). Noruega y Países Bajos tienen la prevalencia más baja con un 5 por ciento. En Estados Unidos, la prevalencia se estima en un 14 por ciento, mientras que en Canadá y Australia es del 13 por ciento, al igual que en España. A nivel mundial, la prevalencia estimada de la ERC varía del 7 por ciento en Asia Meridional al 8 por ciento en África hasta el 11 por ciento en América del Norte y el 12 por ciento, en Europa, Oriente Medio, Asia Oriental y América Latina.
Se estima que cada año muere un millón de personas por insuficiencia renal no tratada. Además, las personas que padecen ERC son hasta 20 veces más propensas de fallecer por otras causas (sobre todo por enfermedades cardiovasculares) antes de que lleguen a recibir diálisis o un trasplante.
"Ser diagnosticado de ERC no significa que se necesite un trasplante o diálisis, pero es indicativo de que se está en riesgo de más problemas de salud, incluidas enfermedades del corazón, derrames cerebrales e infecciones" apunta Adeera Levin, presidenta de la ISN, responsable del informe, y profesora de Medicina en la Universidad de British Columbia, en Vancouver (Canadá). "Los pacientes en las primeras fases de la ERC pueden ser tratados con medicamentos, dieta y ejercicio para reducir la presión arterial y mantener así una buena calidad de vida. Por lo tanto, es fundamental que en todos los países se mejoren las tasas de diagnóstico y los tratamientos. Sin embargo, nuestro informe muestra que, tanto en países pobres como ricos, muchos gobiernos no están haciendo de la enfermedad renal una prioridad, lo que conlleva a unos costes enormes a la hora de tratar pacientes con insuficiencia renal terminal, junto con el efecto devastador para estos y sus familiares", explica Levin.
Para María Dolores del Pino, presidenta de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), aunque ciertamente "hemos mejorado en los últimos años en los protocolos de diagnóstico y tratamiento de la enfermedad para evitar llegar a estadios avanzados y necesitar diálisis o trasplante, los esfuerzos realizados no son suficientes, los pacientes nos llegan con la función renal ya muy deteriorada en muchos casos. Es fundamental, y en ello estamos trabajando con las sociedades científicas de atención primaria, el papel del médico de AP en la detección precoz de la patología renal, sobre todo en grupos claramente de riesgo: diabetes, obesidad, enfermedad cardiovascular, fumadores, mayores de 60 años".
"Se trata de hacer mucha más prevención y detección precoz en población con factores de riesgo -continúa Del Pino-, pero también de hacer ver a la población general que los riñones tienen que durarnos toda la vida y que igual que nos preocupamos por el nivel de colesterol, y tomamos medidas para su control, tenemos que medir también el nivel de salud de nuestros riñones y evitar aquellos hábitos más perjudiciales para la misma". Para revertir esta situación, la SEN ha puesto en marcha recientemente "Código Riñón", una iniciativa presentada a las Comisiones de Salud del Congreso y del Senado, para lograr una acción decidida de concienciación y prevención de decisores públicos y profesionales en torno a la salud renal.
El informe destaca la poca prioridad que se ha prestado a la salud renal en muchos entornos, a pesar de los evidentes vínculos negativos para la salud y el elevado coste de los tratamientos en los estadios avanzados de la enfermedad, como la diálisis y el trasplante. Por ejemplo, aunque sólo de 1 a 2 personas de cada 1.000 en países con rentas altas recibe diálisis o trasplante, estos tratamientos suponen del 2 al 3 por ciento del presupuesto total en salud de estos países. Es el caso de un país como España, por ejemplo, donde supone el 4 por ciento del coste de la atención especializada. En general, el coste medio por paciente del tratamiento renal sustitutivo es seis veces superior al del tratamiento VIH y 24 veces superior a la EPOC y el asma.
Aunque los países desarrollados son los que más gastan en diálisis y trasplantes, sólo 1 de cada 3 países de rentas altas considera la ERC como una prioridad, comparado con 2 de cada 3 países en vías de desarrollo. En Europa Occidental, por ejemplo, España está junto a Reino Unido y Francia, entre los únicos países que consideran la ERC como una prioridad sanitaria. "De hecho en nuestro país -señala María Dolores del Pino- se ha elaborado un Documento Marco sobre la Enfermedad Renal Crónica, desarrollado conjuntamente con el Ministerio, que sin duda es un buena base para el trabajo que tenemos por delante para frenar esta epidemia, pero sobre el que necesitamos avanzar con urgencia en su puesta en marcha".
En cuanto a los recursos y profesionales dedicados a la Nefrología, el informe destaca los países con mejores ratios a nivel mundial, entre los que se incluye España, con el mejor ratio de Europa Occidental (35 nefrólogos por millón de personas), y el séptimo a nivel mundial. Lituania, Taiwán y Japón se sitúan como las tres naciones con mejor ratio de personal sanitario (entre 60 y 70 por millón) dedicado a la atención y tratamiento de la ERC.

Noticias relacionadas