lunes, 31 de octubre de 2016

Los pacientes sociosanitarios están ocupando ya 4.300 camas de agudos - DiarioMedico.com

Los pacientes sociosanitarios están ocupando ya 4.300 camas de agudos - DiarioMedico.com



PRESENTADO POR EL IDIS

Los pacientes sociosanitarios están ocupando ya 4.300 camas de agudos

Un estudio del IDIS cifra en 20.000 las plazas de cuidados intermedios que hay que crear. Andalucía, Valencia, Madrid y Galicia, entre las más deficitarias en dotaciones sociosanitarias.
Laura G. Ibañes. Madrid | laura.gutierrez@diariomedico.com   |  31/10/2016 00:00
 
 

1 de 4
Flecha Ver Siguiente
Joan Barrubés (Antares), Luis Mayero (IDIS), Eduardo Rodríguez-Rovira (Fundación Edad&Vida), el director general del Imserso, César Antón; Adolfo Fernández-Valmayor (IDIS); Manuel Vilches (IDIS) y Ramón Berra (Sanyres).
El mapa de recursos sociosanitarios presentado por el IDIS defendió la red de centros privada para dar respuesta a las crecientes necesidades. En la imagen, Joan Barrubés (Antares), Luis Mayero (IDIS), Eduardo Rodríguez-Rovira (Fundación Edad&Vida), el director general del Imserso, César Antón; Adolfo Fernández-Valmayor (IDIS); Manuel Vilches (IDIS) y Ramón Berra (Sanyres). (DM)
  • Joan Barrubés (Antares), Luis Mayero (IDIS), Eduardo Rodríguez-Rovira (Fundación Edad&Vida), el director general del Imserso, César Antón; Adolfo Fernández-Valmayor (IDIS); Manuel Vilches (IDIS) y Ramón Berra (Sanyres).
  • Camas de agudos 'liberables'
  • Plazas sociosanitarias necesarias
  • Tasa de camas sociosanitarias actual
Hacen falta casi 20.000 nuevas camas de media y larga estancia para evitar que los pacientes que precisan cuidados sociosanitarios intermedios sigan ocupando el equivalente a 4.300 camas hospitalarias de agudos (aproximadamente el 4,7% de las camas en funcionamiento en hospitales del SNS), como consecuencia de estancias excesivamente largas e inadecuadas en centros de agudos. Éste es el diagnóstico que presentó la pasada semana el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), una institución que aglutina los intereses de los principales grupos hospitalarios privados y aseguradoras sanitarias.
El diagnóstico fue fruto de un estudio que, por primera vez, trazó un mapa de recursos sociosanitarios en el país y llegó a la conclusión de que hay escasez de plazas de cuidados sociosanitarios intermedios y, además, están distribuidas de forma muy desigual entre autonomías, generando grandes inequidades en el acceso a estos servicios y profundas ineficiencias por la dedicación de caros recursos hospitalarios de agudos a pacientes que deberían trasladarse a estructuras más baratas y más adeudadas a sus necesidades como las camas de media y larga estancia, las camas específicamente sociosanitarias o la hospitalización a domicilio.
El estudio, presentado por el IDIS ante el director general del Imserso, César Antón, reconoce que en los últimos 20 años se ha producido un incremento importante del número de camas de media y larga estancia (que superan ya las 15.000) pero la tasa española de camas de este tipo por cada 1.000 habitantes apenas alcanza el 0,33 frente a más de 2 camas de este tipo por cada mil habitantes en el grueso de países europeos. Así, partiendo de la voluntad (y necesidad) de aumentar esa tasa hasta al menos una cama sociosantiaria por cada mil habitantes y teniendo en cuenta ya la posibilidad de reconvertir parte del parque de camas residenciales en camas sociosanitarias, el estudio del IDIS estima la necesidad de crear al menos 19.624 nuevas camas de cuidados sociosanitarios intermedios o su equivalente en plazas de hospitalización a domicilio (161.162).
Según ha detallado el director general del IDIS, Manuel Vilches, se trata de señalar las necesidades, pero no de determinar si las autonomías deben cubrirlas con plazas de media y larga estancia o con hospitalización a domicilio.
  • El IDIS pide un pacto para definir la cartera sociosanitaria y establecer cómo se financiará pero reclama ya que "la financiación siga al paciente a la estructura que vaya"
La distribución de esas necesidades de nuevas plazas de cuidados sociosanitarios es muy desigual entre autonomías, tal y como avanzó diariomedico.comya que mientras Aragón, Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Navarra y La Rioja no precisarían la creación de nuevas plazas otras autonomías, como es el caso de Andalucía, Valencia o Galicia o Madrid, tienen todavía un gran déficit.
ese déficit es importante atajarlo rápido porque en determinadas especialidades son ya muchas las camas ocupadas por pacientes que en realidad deberían ser trasladados al circuito sociosanitario pero que, a falta de este o de coordinación para saber dónde derivarle, prolongan sus estancias en centros de agudos, con el sobrecoste que esto implica (estimado en el estudio en 884 millones de euros). 
Concretamente, según el estudio y teniendo en cuenta las estancias medias registradas en España y los GRD que habitualmente desarrollan mayor necesidad de cuidados tras el alta, el mayor número de camas de agudos ocupadas de forma inadecuada por pacientes sociosanitarios corresponde a pacientes con edema pulmonar, epoc, insuficiencia renal, neumonía, oxigenoterapia, insuficiencia cardiaca, infecciones de riñón, rehabilitación, psicosis y esofagitis.
Aunque el diagnóstico parece claro y compartido por el propio Gobierno, el problema es cómo poner en marcha las nuevas plazas y cómo financiarlas. Al respecto, el presidente del IDIS, Adolfo Fernández-Valmayor, opina que es necesario "establecer los cuidados sociosanitarios como una prioridad política"y desarrollar un sistema de acreditación de centros para asegurar la calidad de los servicios", que permita así reconvertir plazas de las residencias tradicionales en plazas sociosanitarias. También habría que buscar una tipología de pacientes susceptibles de ser derivados a estos centros "empezando por unos pocos perfiles pero de gran impacto, como el accidente cerebrovascular, la fractura de cadera y rodilla, la insuficiencia cardiaca, EPOC, demencia y paliativos oncológicos", según ha detallado Vilches. En paralelo, en opinión del IDIS hay que sensibilizar también al médico con la necesidad de este nuevo modelo de atención, incluyendo formación sobre los cuidados sociosanitarios para que "deje de considerarse una lacra profesional el no trabajar en un hospital terciario, porque el profesional debe adaptarse a las necesidades, que son cada vez más de cuidados, no de curación". 
Aun cuando se alcanzara un acuerdo sobre esta cuestión, queda el problema de la financiación. ¿Debe proceder de servicios sociales, debe detraerse de sanidad, debe generar mayor gasto o debe trasladarse en copagos al paciente? Para responder a la cuestión, el IDIS apela a un pacto de Estado para definir tanto la cartera de servicios como su financiación. Ante el peligro de que servicios actualmente financiados (al prestarse en centros de agudos) pasen a tener copago, anticipa la necesidad de que "la financiación siga al paciente, allá donde vaya".