jueves, 27 de octubre de 2016

La FFOMC forma en habilidades y competencias pedagógicas a más de 1.000 tutores MIR - Residentes - Elmedicointeractivo.com

La FFOMC forma en habilidades y competencias pedagógicas a más de 1.000 tutores MIR - Residentes - Elmedicointeractivo.com

El Médico Interactivo



La FFOMC forma en habilidades y competencias pedagógicas a más de 1.000 tutores MIR

España es un referente, como sistema público de formación de especialistas del mundo, gracias a la figura de los tutores; pero los contenidos en formación pedagógica están desavenidos, se destaca en la OMC


España es un referente, como sistema público de formación de especialistas del mundo, gracias a la figura de los tutores que de manera altruista dedican tiempo, dedicación y esfuerzo a promover la formación técnica científica clínica y humana de sus compañeros ya médicos que se están especializando en hospitales y en los centros de salud de España. Sin embargo, los contenidos en formación pedagógica, es decir, de cómo hacer la docencia por parte de los Tutores de Médicos Internos Residentes (MIR), son los más desatendidos de todo el sistema educativo, según expuso el Dr. Juan Martínez, director de la Fundación para la Formación de la OMC (FFOMC), durante la celebración de la segunda edición de la Jornada de Formación Tutores MIR. 
Conscientes de esta situación, desde la OMC y su Fundación decidieron potenciar la formación de este colectivo con la puesta en marcha de un curso para dotar de habilidades y competencias pedagógicas a los tutores que forman a profesionales médicos, y por el que, en sus dos ediciones, se han formado ya más de 1.000 alumnos, según aseguró el Dr. Martínez.
Este encuentro contó, además, con la participación de expertos de primer orden en esta materia tales como el Dr. Alejandro Andreu, presidente de la Fundación de Mutual Médica, y gran apoyo de esta formación; la profesora y Dra. María Nolla que abordó el aprendizaje profesional; el profesor y Dr. Jordi Palés, que dio una charla sobre los principios de evaluación en educación médica; y el Dr. Jesús Morán, quien abordó la evaluación del desempeño para la formación basada en competencias.
En la formación básica y la formación especializada de los profesionales de la salud no se contempla, para el Dr. Martínez , de una manera bien estructurada, la adquisición de desarrollo de competencias docentes. “Por ello pusimos en marcha este curso orientado esencialmente a completar la formación de estos profesionales que están ejerciendo ya de docentes muchos de ellos”, señaló el experto.
Los tutores MIR son, para el Dr. Juan Martínez, un colectivo muy importante, de unos 10.000 profesionales, “que generan un impacto enorme. Cada tutor tutoriza a su vez, de año en año, a un promedio de 15 a 20 profesionales. De manera que, la formación que nosotros estamos ofreciendo aquí, es una pirámide que se extiende y que tendrá impacto en toda una generación de médicos”, señaló. Por este motivo, añadió, es necesario formar en habilidades y competencias a los profesionales que a su vez están formando médicos.

Tres módulos, 90 horas

El curso tiene una modalidad on line y está estructurado en tres módulos con una duración total de 90 horas y por el que se conceden 11,5 créditos por parte de la Comisión Nacional de Formación Continuada. 
El primer curso tuvo una acogida de 587 participantes e interesó al 82 por ciento de ellos de manera muy alta. En cuanto al nivel de conocimientos, fue bien valorado por más del 95 por ciento de los alumnos. También ha satisfecho, entre otras variables que explicó durante la presentación el Dr. Juan Martínez, el grado de atención de los tutores a los alumnos mediante una interacción por vía online a través del campus virtual. “En definitiva, el curso ha sido valorado como bueno y muy bueno por un 96 por ciento de los participantes”, resumió.
La segunda edición ha contado con 553 participantes, y también ha denotado un interés muy alto por parte de los médicos. En esta edición la dispersión geográfica es muy alta, siendo la Comunidad de Madrid la que más médicos aporta, tal y como explicó el director de la FFOMC.
Debido a la gran acogida de las dos ediciones del curso, el Dr. Martínez anunció que en el primer cuatrimestre de 2017 se celebrará una tercera edición.
Por su parte el Dr. Alejandro Andreu, aseguró que, desde Mutual Médica, “nos parece muy importante que un tutor sepa formar a un alumno. El éxito de los formadores es el futuro de la Medicina”, puntualizó. Sobre el aprendizaje profesional y el rol de los docentes hizo una explicación la Dra. María Nolla, quien resaltó la relevancia de que el docente ayude a aprender a otro y en esta tarea recalcó que no es lo mismo “enseñar que aprender”; el aprendizaje es un proceso constructivista, colaborativo, autodirigido y contextual, en otras propiedades, tal y como expuso la profesora.
“En este sentido, en la formación especializada se debe tener en cuenta el contexto real de aplicación y se debe de crear un ambiente interactivo donde los alumnos sean participantes activos”, señaló la Dra. Nolla, quien añadió que “el residente debe saber los objetivos y los criterios de evaluación para poder responsabilizarse de su propio aprendizaje y motorizarlo”.
De los principios básicos de evaluación en Educación Médica habló el Dr. Jordi Palés, quien definió evaluar “como forma de certificar las competencias y reafirmarse”. A su juicio, la evaluación tiene dos propósitos: evaluación sumativa, para tomar decisiones, y evaluación formativa, para estimular el aprendizaje y detectar las dificultades que tienen los alumnos. 
“Hay que formar al tutor, evaluar la calidad de los instrumentos que utiliza e involucrar a los residentes como fuente de información”, señaló el experto.
La evaluación permite dar una visión completa de las competencias del residente mediante instrumentos de evaluación. Pero en esta tarea, matizó el profesor, es importante otorgar un feedback a cada evaluación. “Se debe pasar de un modelo compartimentado a un uno programativo, de uno abstracto a uno real, y se debe dar siempre feedback a los alumnos en la evaluación para así general un impacto en el residente y lograr su implicación”, explicó.
Finalmente, respecto a la evaluación del desempeño para la formación basada en competencias habló el Dr. Jesús Morán. En la formación de MIR se trabaja en entornos pequeños “donde lo importante es consensuar, dialogar y entender que formar en competencias es dar sentido a las acciones”, explicó.
Cada evaluación modela el perfil profesional. “Aquello a lo que doy yo importancia saldrá el profesional. Si doy importancia a lo tecnológico y a lo científico saldrá un profesional distinto que si doy importancia a los conocimientos”, afirmó. Por ello, a la hora de poner en marcha un proceso de evaluación, lo primero es preguntarse si es viable y lo segundo es quienes van a ser los evaluadores. “La calidad global de las evaluaciones depende mucho más de un programa integral de evaluación que de instrumentos individuales” aseguró, citando al autor Brailowsky.