lunes, 17 de octubre de 2016

Un nuevo paradigma de la atención para dar respuesta al paciente 3.0

Un nuevo paradigma de la atención para dar respuesta al paciente 3.0



Noticias Farmacia



nuevo paradigma aten

El mundo cambia al ritmo de una sociedad más activa, más reivindicativa, más demandante y más exigente.
Artículo de Josep Lluís Falcó y Óscar Día publicado en Antares Health Lines
El mundo cambia al ritmo de una sociedad más activa, más reivindicativa, más demandante y más exigente. Son cambios sociales importantes que también se reflejan en las personas con cualquier problemática de salud. Además, los sistemas de salud se encuentran inmersos en el camino hacia un nuevo paradigma que responda a las necesidades del paciente –y la sociedad- 3.0.
La medicina tiene ante sí un cambio trascendental: pasar de una medicina reactiva, basada en la enfermedad a la llamada "medicina de las 4Ps": predictiva, preventiva, personalizada, participativa basada en la salud. En esta aproximación el paciente está en el centro de la atención. Hoy en día, el sistema de salud se enfrenta a la evolución demográfica de la población, al crecimiento de la población envejecida, que tiene una mayor esperanza de vida y que vive gran parte del periodo de su vejez en un estado de buena salud.
Otro reto es la evolución epidemiológica, con un aumento de las enfermedades crónicas, cambios en las ratios de morbilidad, un aumento de los trastornos de salud mental, la incidencia de la globalización, del movimiento de personas, en la salud y en la propagación de enfermedades.
A estos dos aspectos hay que añadir el papel del paciente. Actualmente, nos encontramos con un paciente experto, que tiene a su disposición mucha información, participa en foros y se implica activamente en el proceso de toma de decisiones, compartiendo responsabilidades con los profesionales.
Antes, el paciente era considerado receptor de las decisiones que el médico tomaba unilateralmente para el tratamiento de su enfermedad. Con el paso de los años, el paciente se ha ido convirtiendo en un agente de derechos bien definidos y con una amplia capacidad de decisión en las pruebas diagnósticas y en su tratamiento. También hay que tener en cuenta los nuevos perfiles de los pacientes más jóvenes, las Generación Z (nacidos en el siglo XXI) y los Milennials (nacidos a finales del siglo XX), que son eminentemente digitales y buscan siempre la inmediatez en los servicios.
Para dar respuesta a estos retos proponemos una serie de acciones con el objetivo de dar respuesta a los retos descritos anteriormente y mejorar, así, la experiencia del paciente. En todas estas medidas las herramientas TIC están muy presentes de forma transversal.
Prevención: Los programas de prevención y de promoción de la salud generan un retorno económico muy positivo, a medio-largo plazo, para los sistemas de salud (ahorro de recursos, reducción de las tasas de hospitalización, reducción del consumo de medicamentos, etc.). Otras mediadas a tener en cuenta son:
·        Adoptar y promocionar estilos de vida más saludables.
·        Utilizar wearables para facilitar el autocuidado de los pacientes.
·        Formar al paciente acerca de su enfermedad, de los medicamentos y del tratamiento a seguir con el fin de asegurar el cumplimiento del tratamiento.
·        Desarrollar kits de diagnósticos y biomarcadores para la prevención y el control de enfermedades.
Empoderamiento del paciente: La implicación del paciente en la gestión de su enfermedad es clave. Los profesionales y los sistemas de salud deben hacer partícipes a los pacientes del plan de trabajo y formar parte del equipo. El paciente está informado, quiere participar y su voz debe contar como una más a la hora de tomar decisiones en el diagnóstico y en el tratamiento.
Accesibilidad: Facilitar que el paciente acceda a los servicios de salud y que encuentre una atención adecuada a sus necesidades. Para ello se necesita:
·        Agilizar la concertación de citas.
·        Ofrecer una mayor disponibilidad horaria de los centros.
·        Reducir los tiempos de espera.
·        Mejorar la atención telemática y telefónica al paciente.
Innovación de la respuesta asistencial: Las nuevas tecnologías y las TIC son indispensables para:
·        Establecer nuevos modelos de gestión de los pacientes crónicos.
·        Implementar programas de telemedicina.
·        Ofrecer Homecare, o atención desde el hogar del paciente.


·        Mejorar medicina de precisión.