jueves, 1 de julio de 2010

OBESIDAD: Los índices de obesidad aumentan en 28 estados, según un informe - MedlinePlus





Los índices de obesidad aumentan en 28 estados, según un informe
Más de dos tercios de los estados tienen ahora tasas superiores al 25 por ciento


Traducido del inglés: miércoles, 30 de junio, 2010


MARTES, 29 de junio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los estadounidenses siguen engordando. Los índices de obesidad aumentaron en 28 estados durante este último año, según muestra un informe reciente.

"Más de dos tercios de los estados tienen ahora índices de obesidad adulta superiores al 25 por ciento", comentó el martes durante una conferencia de prensa Jeff Levi, director ejecutivo de Trust for America's Health. "En 1991, no hace tanto tiempo, ni un solo estado tenía un índice de obesidad superior a veinte por ciento. Ha habido un cambio dramático en un periodo relativamente breve".

"La obesidad es una de las mayores crisis de salud pública del país", añadió Levi. "Los índices crecientes de obesidad durante las últimas décadas son uno de los factores más importantes que subyacen a los costos descontrolados de atención de salud en EE. UU., de los cuales una cuarta parte se relaciona con la obesidad".

Misisipí fue el estado con más sobrepeso por sexto año consecutivo, pues 33.8 por ciento de sus adultos son obesos, mientras que Alabama y Tennessee empataron en segundo lugar con 31.6 por ciento. Los otros diez que encabezan la lista, también concentrados en el sur, fueron Virginia Occidental, Luisiana, Oklahoma, Kentucky, Arkansas, Carolina del Sur, con Míchigan y Carolina del Norte empatados en el décimo lugar con 29.4 por ciento.

Míchigan fue el único estado entre los primeros once que no está en el sur, una anomalía tal vez explicada por la economía del estado.

"Ciertamente, Míchigan ha sido golpeado muy fuertemente, no solo en la recesión reciente, sino más o menos en la última década", explicó Levi.

Y como muestra el informe, el ingreso es un importante factor en la epidemia de obesidad. Más del 35 por ciento de los adultos que ganan menos de $15,000 al año eran obesos, frente a apenas 24.5 por ciento en el rango de más de $50,000.

Los estados más sanos en cuanto al peso se concentraban en el noreste y el oeste. Colorado, con 19.1 por ciento, obtuvo el primer lugar, seguido por Connecticut, el Distrito de Columbia, Massachusetts, Hawái, Vermont, Rhode Island, Utah, Montana y Nueva Jersey. El Distrito de Columbia fue la única región en experimentar un declive en los índices de obesidad.

Además de las diferencias geográficas y económicas, el informe de este año también se enfocó en las disparidades raciales y étnicas, y encontró que negros y latinos soportan la mayor carga del problema de obesidad. Los negros y los latinos eran más gordos que los blancos en al menos 40 estados, más el D.C.

"Poco más de 30 por ciento de los niños de origen africano y casi 40 por ciento de los latinos tienen sobrepeso, frente a 29 por ciento de los niños blancos", señaló durante la teleconferencia Angela Glover Blackwell, fundadora y directora ejecutiva de PolicyLink.

Al igual que con los adultos, esto los pone en mayor riesgo de desarrollar diabetes, hipertensión y otros factores de riesgo de la enfermedad cardiaca.

Las diferencias raciales y étnicas están íntimamente entremezcladas con las inequidades económicas.

"La relación entre la pobreza, la raza y la obesidad es innegable", lamentó Glover Blackwell. "Por ejemplo, Misisipí, el estado más pobre en el país con una población de origen africano superior al 37 por ciento, tiene el índice más alto de obesidad de todos los estados y la mayor proporción de niños obesos".

Los vecindarios pobres y de minorías carecen de calles y parques seguros donde hacer ejercicio, y muchos también son denominados "desiertos alimentarios".

"De los estadounidenses de origen africano, 23 millones no tienen acceso a un supermercado en un radio de kilómetro y medio (una milla) de sus viviendas, y apenas ocho por ciento de ellos viven dentro de un área de censo con supermercado", lamentó Glover Blackwell.

Una encuesta sobre obesidad infantil incluida en el informe de este año encontró que 16.4 por ciento de los niños entre los diez y 17 años de edad eran obesos, y 18.2 por ciento tenían sobrepeso. Aunque esos índices son preocupantes, la tendencia podría haberse estabilizado, según el informe.

Pero al menos el problema está llegando a la conciencia, ya que el 80 por ciento de los estadounidenses afirman que consideran que "la obesidad infantil es un desafío significativo y creciente para el país".

También han aparecido algunas vislumbres de esperanza en el horizonte, entre ellas "tres importantes sucesos a nivel federal", aseguró durante la teleconferencia el Dr. James Marks, vicepresidente principal de la Robert Wood Johnson Foundation. "Esto incluye el programa 'Le's Move' (Movámonos) de la primera dama Michelle Obama; legislación de atención de salud que incluye respaldo para los proyectos relacionados con la obesidad; y que muchos estados y comunidades han implementado estándares nutricionales obligatorios para las comidas y refrigerios escolares vendidos en los centros educativos".

"En los últimos años, los programas y políticas promisorios han aumentado de forma exponencial, pero nuestra respuesta como país aún no ha alcanzado la magnitud del problema", enfatizó Levi.

El informe tuvo la autoría conjunta de Trust for America's Health y la Robert Wood Johnson Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare


FUENTES: June 29, 2010, teleconference with: Jeff Levi, Ph.D., executive director, Trust for America's Health; James Marks, M.D., senior vice president, Robert Wood Johnson Foundation; and Angela Glover Blackwell, founder and chief executive officer, PolicyLink; F as in Fat: How Obesity Threatens America's Future 2010

HealthDay

(c) Derechos de autor 2010, HealthDay
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_100581.html