domingo, 23 de octubre de 2016

El Código BP de Farmaindustria crea "expectación e incertidumbre" ante los cambios en la formación de los profesionales

El Código BP de Farmaindustria crea "expectación e incertidumbre" ante los cambios en la formación de los profesionales

Noticias Farmacia

coacutedigo farmaind

1
La Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular y la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria han organizado el workshop “Implicaciones de los nuevos códigos éticos, ¿Quién pagará la asistencia a cursos y congresos?”.
Tras la entrada en vigor del Código de Buenas Prácticas de Farmaindustria, que supone, entre otros aspectos, la publicación de los pagos realizados por los laboratorios a los profesionales sanitarios para la realización de actividades formativas y reuniones científico-profesionales (cuotas de inscripción, desplazamiento, alojamiento, etc.) se ha generado una incertidumbre sobre si estos deben tributar dichas partidas, y en este caso cuál sería el modo.
Son varias las posturas en este sentido y muchas las dudas. Por ello, con el objetivo de encontrar una solución que beneficie a todas las partes implicadas (administración, industria farmacéutica y de tecnología sanitaria, profesionales y sociedades científicas), la Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular (SEQC) y la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN) han organizado la mesa redonda “Implicaciones de los nuevos códigos éticos, ¿Quién pagará la asistencia a cursos y congresos?” en el marco del X Congreso del Laboratorio Clínico que del 19 al 21 de octubre ha reunido a más de 1.500 profesionales en Zaragoza.
El interés y expectación que levanta este tema es elevado, dado que podría comprometer la organización de congresos médicos y la formación en el futuro; de ahí que presidentes y miembros de las juntas directivas de diversas sociedades científicas han acudido a este workshop, como la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM),  la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR); la Asociación Española de Cirujanos (AEC), la Sociedad Española de Endoscopia Digestiva (SEED), y la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).
El Diagnóstico In Vitro es un sector donde existe un altísimo nivel de innovación, que se produce a una velocidad vertiginosa, gracias, entre otros factores, a los cambios acelerados en la tecnología disponible. Así por ejemplo,  desde  la secuenciación del genoma humano  a principios de este milenio, el diagnóstico ha sufrido una verdadera revolución y cada año aparecen multitud de pruebas genómicas, genéticas, con tecnologías como la secuenciación de nueva generación o nanotecnología, capaces de obtener multitud de datos muy precisos y personalizados para cada paciente.


“Ante este escenario, la formación de los profesionales resulta imprescindible como herramienta para mantener los niveles de calidad, todo ello en beneficio del paciente”, subraya la Dra. Imma Caballé, presidenta de la SEQC. Sin embargo, -añade- debemos tener en cuenta que en los momentos de recesión económica, los sueldos de los profesionales han disminuido, los hospitales hasta ahora dedican y han dedicado una escasa partida para la formación e históricamente son las compañías las que han asumido un importante papel en la formación. Por ello, ante el cambio que puede suponer la entrada en vigor del Código de Buenas Prácticas, es necesario facilitar el debate y el consenso dirigidos a encontrar una solución para que no repercuta en la formación del profesional.