sábado, 15 de octubre de 2016

La SEHH y AEAL aúnan fuerzas en favor de la atención al paciente con cáncer hematológico - Sanidad Privada, Mutualidades Y Empresas - Elmedicointeractivo.com

La SEHH y AEAL aúnan fuerzas en favor de la atención al paciente con cáncer hematológico - Sanidad Privada, Mutualidades Y Empresas - Elmedicointeractivo.com

El Médico Interactivo



La SEHH y AEAL aúnan fuerzas en favor de la atención al paciente con cáncer hematológico

Se augura la llegada de numerosas y destacadas innovaciones farmacológicas en el campo de la Hemato-Oncología, lo que a su vez plantea cierta inquietud sobre su financiación por parte del SNS
 


La Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y la Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (AEAL) han firmado un convenio de colaboración en los ámbitos formativo e investigador con el objetivo de aunar fuerzas en favor de la atención al paciente con cáncer hematológico.
En los próximos años, los hematólogos “auguramos la llegada de numerosas y destacadas innovaciones farmacológicas en el campo de la Hemato-Oncología, lo que a su vez plantea cierta inquietud sobre su financiación por parte del Sistema Nacional de Salud”, apunta el doctor José María Moraleda, presidente de la SEHH. Es por ello que, “ahora más que nunca, debemos estar al lado de nuestros pacientes para que estos puedan acceder a las mejores opciones terapéuticas según su situación particular”, añade.
La presidenta de AEAL, Begoña Barragán, ve fundamental la colaboración entre los profesionales sanitarios y las asociaciones de pacientes, ya que “es mucho más difícil que se escuchen las demandas de cada colectivo por separado, y es habitual que coincidamos en muchas de ellas”.
Existen tres tipos principales de cáncer hematológico: la leucemia, producida por la proliferación incontrolada de una población anómala de células de la sangre; el linfoma, producido por la proliferación de células linfoides, principalmente en los ganglios linfáticos; y el mieloma múltiple, que afecta a las células plasmáticas, un tipo de glóbulo blanco que se localiza preferentemente en la médula ósea. El hematólogo es el médico especialista en el tratamiento de este tipo de cáncer.