jueves, 27 de octubre de 2016

Recomienda a los Estados prohibir las pruebas genéticas para fines de seguros - DiarioMedico.com

Recomienda a los Estados prohibir las pruebas genéticas para fines de seguros - DiarioMedico.com



CONSEJO DE EUROPA

Recomienda a los Estados prohibir las pruebas genéticas para fines de seguros

El Consejo de Europa ha sugerido a los Estados miembros que la realización de pruebas genéticas, para fines de seguros deberían estar prohibidas. El órgano europeo justifica la recomendación en que ninguna persona se sienta discriminada por sus datos de salud genéticos.
Redacción. Madrid   |  26/10/2016 12:25
 
 

El Consejo de Europa ha dictado una recomendación en la que pide a los gobiernos de sus Estados miembros una mayor protección de los datos relacionados con la salud. Para ello pide que se prohíban las pruebas genéticas para fines de compañías aseguradoras con el fin de garantizar la no discriminación, incluso por razones de características genéticas, y la protección de la vida privada en el marco de los contratos de seguros que cubran los riesgos relacionados con la salud, la edad o la muerte. Y es que los datos de salud y genéticos de las personas son muy sensibles y deben ser protegidos adecuadamente.
Los gobiernos tienen el deber de garantizar que a nadie se le discrimine por razón de sus características genéticas. Por lo tanto, "las pruebas genéticas para fines de seguros deben ser prohibidas", ha manifestado el Secretario General Jagland. "Nuestras recomendaciones muestran la forma en cómo proteger mejor los derechos de las personas aseguradas en un mercado cada vez más internacional", ha añadido.
La nueva recomendación adoptada hoy establece los principios esenciales encaminados a proteger los derechos de las personas cuyos datos personales son procesados a efectos del seguro. Se tiene en cuenta el interés legítimo de las aseguradoras para evaluar el nivel de riesgo que presenta la persona asegurada. Las medidas recomendadas incluyen estrictas salvaguardas para la recogida y tratamiento de datos personales relacionados con la salud, basado en el consentimiento del asegurado, así como la prohibición de exigir pruebas genéticas para efectos del seguro.
Como primer instrumento jurídico internacional en este campo, la recomendación pretende sobre todo en la prevención de cualquier tratamiento de datos relacionados con la salud que no estaría justificada y no cumplir con los criterios de pertinencia y validez.
El texto también destaca la necesidad de facilitar el acceso a los seguros, en condiciones asequibles, a las personas que presentan un mayor riesgo para la salud, así como la importancia de promover la solución justa y objetiva de las controversias entre los asegurados y aseguradores.