viernes, 7 de octubre de 2016

61CongresoSEFH: "El farmacéutico hospitalario debe ser siempre un interlocutor válido en la gestión de productos sanitarios"

61CongresoSEFH: "El farmacéutico hospitalario debe ser siempre un interlocutor válido en la gestión de productos sanitarios"

Noticias Farmacia

61congresosefh quote

1
En el Congreso de la SEFH se ha abordado la necesidad de implicarse en los procesos de adquisición a través de centrales de compra que establezcan un catálogo de materiales con sus características y usos bien definidos.
La necesidad de que sean los farmacéuticos hospitalarios quienes se encarguen de la evaluación y la gestión de productos sanitarios fue protagonista en una de las mesas de debate del 61 Congreso Nacional de la SEFH. La jefa del Servicio de Farmacia del Hospital Intermutual de Levante (Valencia), Marisa Gaspar, centró su intervención en explicar en qué consiste la gestión integral de productos sanitarios desde un servicio de farmacia. Pese a que la definición y la clasificación de los productos sanitarios está establecida en el Real Decreto 1591, consideró que “la forma más sencilla de abordar esa clasificación debería abordarse de forma individual y jerarquizada en casa hospital”.
Los productos sanitarios representan el 30% del presupuesto de un hospital si no se tienen en cuenta los implantes y, si se tienen en cuenta, sube al 50%. Pese a ello, “a la hora de comprar existe dispersión y falta de criterios, por lo que es necesaria la implicación del farmacéutico en la selección y la vigilancia de los productos sanitarios”. En la actualidad, reconoció que no es habitual que los servicios de farmacia de los hospitales se encarguen de esta labor.
En los centros públicos, es así en el 50% de los casos y, en el de los privados, en el 92,8%. En todo caso, señaló que el farmacéutico hospitalario tiene respaldo legal para implicarse en esta gestión. “Si no luchamos por ello, otro colectivo puede venir y posicionarse en la gestión de los productos sanitarios. Tenemos que conseguir que el farmacéutico sea siempre un interlocutor válido porque no existe un profesional con una visión tan completa”.
Por su parte, Mariola Sirvent, de la Clínica Vistahermosa de Alicante, explicó que los objetivos de una central de compras de productos sanitarios son optimizar esas adquisiciones y garantizar unos niveles homogéneos de calidad. Puso como ejemplo la central de compras de su centro hospitalario, en donde una unidad central coordinar 14 servicios de farmacia, para insistir en la importancia de tener un catálogo (“el mismo producto puede llamarse de diferentes maneras y así se evita una torre de Babel”) y en que la selección de productos sanitarios se realice en base a qué se necesita, para qué se necesita y con qué se va a utilizar. Con ello, se evitan duplicidades y se aplican criterios de eficiencia.
También consideró fundamental que ese catálogo incluya una descripción técnica de los productos “para trasladar información clara a los proveedores y como base para definir criterios de evaluación”. En este sentido, también incidió en que “los farmacéuticos somos el primer filtro al ser los que debemos definir las características técnicas de los productos sanitarios”.


Foto 2: Mariola Sirvent, Ana Cristina Riestra y Marisa Gaspar.