viernes, 7 de octubre de 2016

61CongresoSEFH: El Hospital Metodista de Nueva York, ejemplo de informática clínica

61CongresoSEFH: El Hospital Metodista de Nueva York, ejemplo de informática clínica

Noticias Farmacia

61congresosefh hospi

13
El Congreso de la SEFH analiza el papel del farmacéutico hospitalario en los sistemas de soporte a la decisión clínica.
¿Qué papel tiene el farmacéutico hospitalario en la informática clínica? A través de las experiencias del Hospital Metodista de Nueva York y del Son Espasa de Palma de Mallorca, el61 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), que se celebra en Gijón, abordó la creación y el manejo de herramientas informáticas en la farmacia hospitalaria. La coordinadora del Servicio de Farmacia en Transición Asistencial del hospital neoyorquino, Stephanie Amirana, dejó asombrados a los asistentes con el despliegue informático que existe en dicho centro hospitalario, tiene una media de 100.000 entradas al mes por urgencias y se dispensan más de medio millón de medicamentos al mes.
Como ejemplo, el sistema robotizado de dispensación de medicamentos va a ser renovado próximamente al haber cumplido ya 16 años desde su implantación. En España, de momento, solo dos hospitales cuentan con una tecnología similar.
El Hospital Metodista de Nueva York, que se sitúa entre los mejores de Estados Unidos, también fue de los primeros en implantar la historia clínica electrónica, en 1995. Todo el sistema informático del centro, como explicó Amirana, ha permitido un alto nivel de eficiencia en diferentes ámbitos. “Los sistemas de gestión de la medicación son muy variados y todos están integrados en uno, de manera que a través de un smartphone se pueda saber dónde y quién era dispensando cada fármaco”, indicó, explicando que se utiliza un programa que también permite realizar pedidos basándose en los patrones de uso.
El departamento de informática farmacéutica tiene diversos planes de actuación, como pueden ser los relativos a la respuesta al dolor, a los antibióticos en la UCI, a la gestión de la diabetes y a la quimioterapia. “El impacto de estos planes en la logística de medicamentos ha optimizado y economizado los pedidos”, dijo, señalando que están en marcha nuevos proyectos para la dosificación de fármacos con parámetros definidos, la administración de fármacos por código de barras y un cuadro de mando de indicadores de seguridad que incluye un sistema de alertas, por ejemplo, para medicamentos a punto de caducar.
Mar Crespí, del Servicio de Farmacia del Hospital Son Espases, explicó en su intervención la utilidad de los sistemas de soporte a la decisión clínica, cuya principal característica es la agilidad que permiten y que pueden clasificarse por objetivos, según su impacto en proceso o según las ayudas aportadas. “El papel del farmacéutico es doble. Por un lado, forma parte del equipo que elige el programa y, una vez implantado, participa en la validación y la búsqueda de estrategias de mejora”, dijo.
Entre las herramientas más avanzadas, quizá la más interesante es la que se ajusta a la función renal. El sistema es capaz de cribar pacientes y cruzar todo tipo de datos. Estas aplicaciones también pueden influir en cualquier etapa del proceso, no solo en la prescripción médica”, indicó. Sobre las alertas que proporcionan estos sistemas, dijo que en el 80% de los casos son ignoradas y aportó como solución que se introduzcan continuas mejoras y actualizaciones para que el personal sanitario confíe en la utilidad de los sistemas informáticos para optimizar la asistencia al paciente.


Foto: Cristina Durán, Stephanie Amirana y Mar Crespi.