sábado, 8 de octubre de 2016

61CongresoSEFH: Los técnicos de farmacia insisten en la necesidad de una formación reglada de grado superior

61CongresoSEFH: Los técnicos de farmacia insisten en la necesidad de una formación reglada de grado superior

Noticias Farmacia

61congresosefh tecni

1
La SEFH presenta el proyecto TecnifarmH, que ofrecerá cursos de desarrollo profesional continuado a principios del 2017 y que negocia con el Ministerio de Educación la titulación superior.
El presente, el pasado y el futuro, con cambios prometedores e imparables, de los técnicos de farmacia centró la última de las sesiones del 61 Congreso Nacional de la Sociedad de Farmacia Hospitalaria (SEFH). El proyecto TecnifarmH, con el que se trabajará a partir del año que viene en la formación continuada de estos profesionales a través de la SEFH, fue presentado por la jefe del Servicio de Farmacia del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, Rosa Farrá.
Uno de los grandes objetivos de este plan es también dar respuesta a la reivindicación del colectivo de que la titulación para optar a la profesión sea de grado superior. “Son caminos diferentes con velocidades distintas”, explicó, en referencia a que el desarrollo profesional continuado a través de cursos estará disponible a principios de 2017 mientras que la consecución de un grado de técnico superior en Farmacia se está negociando y, en todo caso, depende de que se constituya un gobierno en España.
El técnico coordinador del Servicio de Farmacia del mismo hospital, Antonio Santos, también presentó la encuesta que se realizó para establecer con mayor detalle cuáles son los perfiles y la formación de los actuales profesionales sanitarios no farmacéuticos para elaborar un diagnóstico de situación sobre el que diseñar el futuro. Para ello se realizaron 123 encuestas a profesionales que, en un 71% de los casos, trabajan en centros públicos. ¿Cuántos técnicos integran los servicios de farmacia? “En algunos casos hasta 60, pero en otros ninguno. La media se establece en 14,4 profesionales sanitarios no farmacéuticos”, indicó Santos. Otros datos reveladores de la encuesta fueron que este personal realiza todo tipo de funciones, “existe bastante grado de polivalencia”, y que lo mismo ocurre en la formación, con un 9,16% de técnicos de Grado Medio de Enfermería/Auxiliar.
¿Hacia dónde se quiere ir? Al plantearse la necesidad de que un plan de formación que mejore sus capacitaciones, la respuesta positiva es unánime, apuntándose como prioridades las competencias en habilidades y la formación. El 28% de los encuestados señaló también que en sus centros existen cursos en marcha, que Santos valoró positivamente en el sentido de que dichas experiencias pueden beneficiar al camino emprendido con Tecnifarm, y el 50% asegura que existe infraestructura para llevarlos a cabo. Asimismo, en la mayoría de los centros existen alumnos en prácticas, con el mayor porcentaje de técnicos de grado medio de Farmacia, y curiosamente solo el 56% pasan a formar parte de la bolsa de trabajo del hospital.
En la encuesta también queda reflejado que la mayoría de los técnicos ven necesaria una titulación reglada de grado superior que esté orientada al servicio de farmacia hospitalaria. “Queda demostrado que hace falta formación en todas las materias”, dijo Santos.
Josep María Catalá, que trabaja como técnico coordinador del Servicio de Farmacia también en el Sant Joan de Déu, no quiso pasar por alto que los temarios que ahora se estudian nada tienen que ver “con lo que se van a encontrar en el servicio” y animó a los técnicos asistentes a la sesión a colaborar en el proyecto de TecnifarmH. También Lina Montañez, que trabaja en el Hospital Costa del Sol de Marbella, hizo un recorrido por la “progresiva adaptación que nos ha llevado a una especialización y por la que ahora mismo ejercemos funciones que antes no teníamos, como pueden ser las mezclas intravenosas”. Montañez explicó que en la mayoría de hospitales se está implantando el modelo de competencias, “como reflejo de un recorrido en el que el objetivo es elevar la calidad de nuestro desempeño”. Pensando en el futuro, también insistió en la necesidad de esa formación continuada y en que debe ser el sistema educativo el que, a través de un grado superior, encabece el camino iniciado.
Beatriz Senra del Hospital Universitario de Barcelona, explicó que el camino empezaba en 1976 con una formación académica que no se plasmó hasta 1982 en una FP1, pasando a ser de grado medio (1.400 horas) en 1995 y de 2.000 horas en el año 2000, con la inclusión de prácticas en instituciones públicas. “Por lo menos el ministerio no ha dicho que no”, dijo sobre la titulación superior, “y también una formación continua es lo que nos va a hacer fuertes y que podamos ejecutar todas nuestras funciones”.
La situación de estos profesionales en España se encuentra a años luz de la de Estados Unidos y, aunque el modelo americano no sería extrapolable, la jefe del Servicio de Farmacia del Hospital Sant Pau de Barcelona, María Antonia Mangues, quiso presentar algunas de las iniciativas que pudo conocer durante su asistencia al congreso Midyear de finales de 2015. “No creo que lo que vi en Estados Unidos sea lo que debamos implantar aquí, pero sí hay cosas que nos pueden inspirar”, apuntó. Ejemplos: además de certificaciones, se emiten rectificaciones,“que es algo que nos planteamos en todos los sectores sanitarios”, y desde 2010 existen superespecializaciones como la gestión de la calidad de las quimioterapias.


Foto: Rosa Farrá, durante la presentación de TecnifarmH.