lunes, 24 de octubre de 2016

Condena por retrasar el diagnóstico y tratamiento en una lesión de hombro - DiarioMedico.com

Condena por retrasar el diagnóstico y tratamiento en una lesión de hombro - DiarioMedico.com



JUZGADO CIVIL DE ALBACETE

Condena por retrasar el diagnóstico y tratamiento en una lesión de hombro

Un juzgado de Albacete ha condenado a una mutua por el retraso de varios meses en diagnosticar y tratar una lesión tendinosa del hombro. Cuando se descubrió era ya tarde para repararla, pues había retracción y atrofia muscular.
Diego Carrasco. Madrid   |  24/10/2016 14:42
 
 

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Albacete ha imputado a la aseguradora de una mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales el pago de la indemnización, cuya cuantía se determinará en un pleito posterior, por la mala praxis del servicio médico que tardó varios meses en diagnosticar y tratar una lesión tendinosa del hombro. El fallo señala que "no se realizaron las pruebas necesarias para detectar la rotura tendinosa".
En abril de 2013, el reclamante, de 36 años de edad, acudió al cuadro médico de la mutua porque sufría un fuerte pinchazo en el hombro derecho, tras una lesión laboral descargando un furgón. Se le practicó una resonancia magnética que descartó una lesión ósea, pero no una rotura en el tendón, que se habría visto con una ecografía. El facultativo le informó de que padecía una leve tendinitis, por lo que continuó trabajando.
Ante la tórpida evolución del paciente, en septiembre, acudió de nuevo a la mutua. Fue citado para la práctica de una TC e infiltración con corticoides. El resultado fue de "alteración de la ecoestructura a nivel del músculo bíceps braquial en su tercio medio en relación con rotura fibromuscular a dicho nivel con líquido en las fascias de revestimiento". Con todo, el empleado siguió trabajando.
En el mes de noviembre, notó una nueva molestia mientras trabajaba y un bulto con derrame a nivel del bíceps. La mutua lo derivó al especialista, donde le dieron cita para dos meses más tarde. Fue en enero de 2014 cuando se paló "claramente el tendón roto de la porción larga del bíceps". Nueve meses más tarde, el paciente se sometió a una artroscopia de hombro sin éxito. El especialista informó que no había posibilidad de reparación por "retracción y atrofia muscular".
El juzgado Civil acoge los razonamientos de Ignacio Martínez, abogado que colabora con El Defensor del Paciente, al explicar que "no se realizaron las pruebas necesarias para detectar la rotura tendinosa". Es más, el mecanismo del accidente origen de la asistencia en una persona joven lo debería haber hecho sospechar, así como la evolución tórpida de dicha lesión. Por tanto, el magistrado sostiene que el cuadro médico de la mutua "no diagnosticó oportunamente la lesión del trabajador y cuando lo hizo no adoptó el tratamiento adecuado", pese a tratarse de un paciente joven y con un trabajo de esfuerzo.
La sentencia concluye apreciando mala praxis médica, según las circunstancias del caso. La falta de diligencia en la atención sanitaria ha provocado serias secuelas en el reclamante como "pérdida de fuerza, dolor y déficit de movilidad en su brazo derecho".