miércoles, 19 de octubre de 2016

La automatización de los servicios de farmacia hospitalaria mejoran la eficacia clínica del proceso farmacoterapéutico en Oncología

Noticias Farmacia

La automatización de los servicios de farmacia hospitalaria mejoran la eficacia clínica del proceso farmacoterapéutico en Oncología

automatizacioacuten

212
Farmacéuticos comparten experiencias internacionales y nacionales en las mejoras de procesos y seguridad del paciente oncológico en un desayuno organizado por Palex Medical durante el 61º Congreso Nacional de la SEFH, celebrado en Gijón.
La automatización de los servicios de farmacia hospitalaria mejora la calidad, la seguridad y la eficacia clínica del proceso farmacoterapéutico en Oncología, un proceso complejo donde intervienen diferentes actores que deben estar perfectamente coordinados, en el que cada acción tiene de forma subsidiaria consecuencias importantes, y donde convergen medicamentos de riesgo y situaciones clínicas comprometidas.
“Encontrar soluciones que minimicen los riesgos y eviten errores es importante, y no sólo hablamos de riesgo para los pacientes sino también para los técnicos de farmacia que manipulan medicamentos citostáticos”, ha señalado el doctor José Luis Poveda, jefe de servicio de Farmacia del Hospital La Fe de Valencia durante el desayuno con expertos titulado “Experiencia internacional y nacional en las mejoras de procesos y seguridad del paciente oncológico”, celebrado en el marco del 61º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH). 
Según el Dr. Poveda, también presidente de la Comisión Nacional de la Especialidad de Farmacia Hospitalaria y Atención Primaria, existe en estos momentos una situación importante de reflexión sobre la seguridad de los técnicos de farmacia que manipulan y preparan la quimioterapia en los hospitales, de ahí que, en su opinión, “estemos en un momento extraordinario para abordar nuevos retos de automatización”.
En España –continuó–, hay un proceso de automatización de los servicios de Farmacia Hospitalaria muy importante, primero en términos de prescripción electrónica y en los sistemas de preparación, con hospitales que ya han incorporado sistemas de monitorización de dosis, control de pesada e identificación de pacientes con código de barras y radiofrecuencia, y ahora en el área de preparación, que es donde peor estamos y donde mayor implicación tienen los farmacéuticos. Todo ello ayuda a mejorar la seguridad”.
Son muchas las experiencias nacionales e internacionales que ya existen con la incorporación de robots de última generación para la preparación de citostáticos que evitan el contacto de los técnicos de farmacia con el fármaco y están permitiendo reducir errores en la gestión de procesos del paciente oncológico, desde la prescripción hasta la administración de quimioterapia, dotando de una mayor eficiencia y seguridad a todos los subprocesos.
Nicola Nigri, farmacéutico de la Azienda Ospedaliera de Perugia (Italia), desgranó en este desayuno de expertos las razones que han llevado a su hospital a adquirir innovación en su farmacia oncológica dotándose de un robot APOTECAchemo. “En cada preparación tenemos que garantizar la calidad, la seguridad y la eficacia clínica, y el robot lo hace. La trazabilidad que aporta también nos permite asegurar precisión, estandarización, individualización, reproductibilidad y seguridad. Asimismo, el robot garantiza la seguridad tanto de los técnicos de farmacia como de los pacientes y, respecto a la productividad, facilita y aligera la carga de trabajo con lo cual los técnicos pueden ser redistribuidos para realizar otras actividades”, explicó Nigri.
Por su parte, Samuel V. Calabrese, director asociado de Farmacia de la Clínica Cleveland (Estados Unidos), que incorporó un robot APOTECAchemo en 2011 y ahora va a incorporar el segundo, destacó los altos niveles de seguridad y satisfacción tanto de los técnicos como de los pacientes. Montse Rey, farmacéutica adjunta de la Farmacia Metropolitana del Instituto Catalán de Oncología (ICO), que trabaja con dos APOTECAchemo, también se refirió al alto grado de satisfacción entre los técnicos que manejan estos robots para preparar citostáticos. El futuro pasa, a su juicio, por optimizar al máximo los dos robots que tiene el ICO, que por horarios de trabajo y recursos no se están usando al 100%, y por realizar estudios de contaminación en el exterior.   

Por último, los expertos destacaron la importancia de iniciativas como la ‘APOTECA community’, una comunidad de usuarios de todo el mundo que comparten sus experiencias y prácticas con el robot en un encuentro organizado por el fabricante Loccioni en Italia.