miércoles, 19 de octubre de 2016

Navarra practica pruebas diagnósticas los fines de semana para reducir las listas de espera - Nacional - Elmedicointeractivo.com

Navarra practica pruebas diagnósticas los fines de semana para reducir las listas de espera - Nacional - Elmedicointeractivo.com

El Médico Interactivo



Navarra practica pruebas diagnósticas los fines de semana para reducir las listas de espera

Salud ha comenzado con las resonancias magnéticas (RNM) musculo-esqueléticas, neurológicas y abdominales, pero a partir de junio quiere extenderlas a otras especialidades

El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra ya ha iniciado su batalla para conseguir reducir al máximo las listas de espera. Como prometió el consejero Fernando Domínguez – nada más tomar posesión de su cargo– su consejería ha puesto ya en marcha iniciativas encaminadas a minimizar las demoras. En esta línea se enmarca que el Complejo Hospitalario de Navarra esté realizando, por vez primera, pruebas diagnósticas los fines de semana según ha subrayado el responsable sanitario. Esta iniciativa comenzó a hacerse realidad el pasado sábado 15 de octubre y se engloba dentro del Plan de Acción contra las demoras sanitarias.

Como ya adelantó EL MÉDICO INTERACTIVO, entre las pruebas diagnósticas que ya se realizan los sábados y domingos se encuentran las resonancias magnéticas (RNM) musculo-esqueléticas, neurológicas y abdominales. Desde Salud se reconoce haber empezado por estas pruebas exploratorias al ser las que en la actualidad cuentan con mayor número de pacientes en lista de espera y no necesitan la presencia del especialista en radiodiagnóstico cuando se llevan a cabo. Según Salud, se calcula un aumento de  1.564 estudios radiológicos de estas características.
Se prevé que esta iniciativa se extienda hasta el mes de junio del próximo año y posteriormente se exienda a otro tipo de pruebas diagnósticas también en fines de semana. El proyecto, como ha explicado en numerosas ocasiones el consejero Domínguez, tiene como finalidad rebajar las listas de espera y los tiempos de demora para realizar pruebas complementarias cuya petición se ha visto aumentado por el aumento de la actividad en primeras consultas.
Según datos dados a conocer por la consejería de Salud de la Comunidad foral de Navarra, a fecha de 30 de septiembre había 4.880 personas aguardando en el CHN para someterse a una RNM, 1.451 pacientes menos que en la misma fecha del año 2015, con una espera media aproximada de 76 días frente a los 102 que había hace un año.
Pero esta no es la única medida  prevista por el Servicio de Salud navarro para atajar las listas de espera que tantos dolores de cabeza provoca en los sistemas sanitarios y en la población. De hecho, Osasunbidea ha contratado ya especialistas en distintas áreas, “aunque no los suficientes”, como denuncian los sindicatos. Igualmente a  lo largo del año se han reforzado las áreas de Oftalmología, Dermatología, Alergología, Neumología, Nefrología, Reumatología, Otorrinolaringología, Neurofisiología y Cirugía vascular, entre otras.

A estas acciones se han sumado también el incremento de consultas por especialistas y la potenciación de las asistencias no presenciales, la programación de actividad en horario de tarde, la telemedicina. “Igualmente se ha optimizado la programación quirúrgica, tanto en horario de mañana como de tarde, al tiempo que se ha mejorado la gestión de los “vacíos” que provocan  las citas fallidas”, según  explican desde Osasunbidea.

El PSN demanda psicólogos en la Atención Primaria

Por otro lado, el Partido Socialista de Navarra (PSN) ha solicitado al Ejecutivo foral que implante la intervención psicólogica en la Atención Primaria (AP). Y que lo haga de manera progresiva para así dotar a los servicios de salud de los recursos necesarios.
Los socialistas navarros instan también a que se habilite a los facultativos de AP el acceso a la agenda de los psicólogos clínicos de los centros de salud mentad. Y de este modo tener la posibilidad de concertar citas con estos especialistas.
En este sentido, la portavoz parlamentaria socialista de salud del PSN, María Chivite, ha explicado que cerca del 30% de las consultas de AP tienen que ver con problemas psicológicos, mayoritariamente por dolencias de ansiedad y depresión. “Actualmente el facultativo puede proporcionar tratamiento farmacológico pero no puede realizar una intervención especializada, lo que conlleva el riesgo de cronificación del problema”, alertan fuentes del PSN.
La representante socialista en Salud de Navarra ha explicado la eficacia de contar con la intervención psicológica en la atención primaria, al tiempo que ha puesto como ejemplo las experiencias llevadas a cabo en países de nuestro entorno como Reino Unido y Noruega donde ya han sumado la figura del psicólogo a las prestaciones de la AP. “Con esta medida no solo han mejorado la atención a los pacientes que se muestran más satisfechos por el servicio, sino que también han logrado un importante ahorro económico para las arcas sanitarias”, ha remachado.