lunes, 10 de octubre de 2016

Expertos piden definir qué es el interés del menor en la disforia de género - DiarioMedico.com

Expertos piden definir qué es el interés del menor en la disforia de género - DiarioMedico.com



DEBATE SOBRE LA DISFORIA DE GÉNERO

Expertos piden definir qué es el interés del menor en la disforia de género

La Universidad Pontificia de Comillas celebró una mesa redonda sobre la disforia de género en la cual concluyeron que era necesaria "una definición clara de qué es el interior superior del menor".
Diego Carrasco | Madrid diego.carrasco@diariomedico.com   |  10/10/2016 00:00
 
 

Los problemas jurídicos que presenta la disforia de género y su identidad en menores se podrían aminorar si hubiera una definición clara de qué es el interior superior del menor al que la Ley de Autonomía del Paciente, la Ley de Protección Jurídica del Menor o la Convención de los Derechos del Niño, entre otras, hacen referencia cuando apelan a dicho interés para proteger siempre al menor.
Esta fue una de las conclusiones a las que llegaron los expertos que participaron en la mesa redonda Aspectos Jurídicos en la construcción de la identidad de género. Menores y disforia de género, organizada por la Universidad Pontificia de Comillas (UPC) y celebrada la semana pasada en Madrid.
Federico de Montalvo, profesor de Derecho Constitucional de la UPC, explicó la disyuntiva para saber cuál es el mejor interés del menor: "el criterio subjetivo, es decir, el que manifiesta el menor o el que objetivamente es mejor para él", pues en función de cuál se utilice las edades de 12 y 16 años juegan un papel muy importante, desde el punto de vista jurídico y con unas consecuencias jurídicas distintas. Tanto es así que "la capacidad de autorización de los padres es limitada al deber ejercerse siempre en beneficio de sus hijos", añadió.
En este sentido, Isabel Lázaro González, profesora de Derecho Internacional Privado de la UPC, señaló que "el interés superior del niño es un concepto jurídico indeterminado". Entonces, surge el problema de su definición; esto es, es un derecho, una regla de procedimiento en el sentido de escuchar al menor o un principio interpretativo. Para la jurista, los padres tienen que impartir al niño una orientación apropiada a la evolución de sus capacidades. En este sentido, "no hablamos de potestad sino de responsabilidad", apuntó.
Reversión al sexo
El problema más grave que la disforia de género presenta en menores es la posibilidad de reversión al sexo físico biológico una vez cambiado, tras una cirugía invasiva y mutilante. De Montalvo explicó que recientes estudios en Holanda han apuntado que en el 80 por ciento de los casos se produce una reversión natural al sexo biológico. En Suecia los informes destacan que el tratamiento aplicado no resuelve el problema de los menores. Para el profesor de Derecho Constitucional, faltan más estudios de la comunidad científica que aporten más seguridad a esta cuestión, pues "no es lo mismo un tratamiento con un riesgo reparable que irreparable. No estamos en el ámbito de una cirugía estética sin más".
Por su parte, Aránzazu Bartolomé Tutor, profesora de la UPC, se refirió al derecho a la intimidad personal, a la propia imagen, a la integridad física y psíquica y a la identidad. En su opinión, el ejercicio de estos derechos "excluye la representación, pero eso no significa que los responsables parentales no deban intervenir en esta materia, concretamente, cuando afectan al ámbito de la intimidad e integridad física y psíquica de sus hijos".
La experta abogó por conjugar siempre la edad del menor con los deberes de cuidado, asistencia vigilada y acompañamiento que tienen los progenitores; en otras palabras, que la decisión del menor no sea fruto de un deseo o capricho. En este contexto, no se puede olvidar que el Ministerio Fiscal es el garante último del interés superior del menor, señaló Bartolomé.