lunes, 28 de noviembre de 2016

Decanos de Medicina critican el nuevo baremo docente - DiarioMedico.com

DIFICULTA EL ACCESO DE PROFESORES CLÍNICOS

Decanos de Medicina critican el nuevo baremo docente

La Conferencia de Decanos de Medicina considera que la exigencias de méritos de investigación para ser acreditado como profesor titular siguen siendo muy altas para asegurar el acceso de docentes clínicos.
Nuria Monsó. Madrid   |  28/11/2016 11:59
 
 
José Luis Álvarez-Sala.
José Luis Álvarez-Sala, nuevo presidente de la Conferencia de Decanos. (DM)
El nuevo baremo para acceder al cuerpo de profesores titulares universitarios no ha gustado a los decanos de Medicina, según ha explicado a DM José Luis Álvarez-Sala, presidente de la Conferencia Nacional de Decanos, que se reunió la semana pasada en Santander: "Estamos preocupados porque la exigencia de actividad investigadora es muy alta, y creemos que eso es un problema para muchos profesores clínicos asociados que querrían ser titulares, pero no reúnen méritos suficientes por falta de tiempo".
El Consejo de Ministros aprobó el 2015 el decreto 415/2015, que modificaba el sistema de acreditación para el acceso al cuerpo de docentes universitarios de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca), oficialmente conocido como programa Academia. En el nuevo modelo, la actividad profesional contaba como un criterio propio, separado de los méritos docentes.
La evaluación de los méritos se realiza mediante una calificación alfabética (A, excepcional; B, bueno; C, compensable; D, insuficiente, y E, muy bajo o inexistente). Según el baremo general de dicha norma, con la máxima nota en el apartado de experiencia profesional, bastaba con obtener una nota B en docencia y una C en investigación; con una calificación B en actividad, el aspirante tiene que obtener una nota B en investigación y una C en docencia. Cada una de las comisiones relativa a un grado concreto tenía que diseñar unos méritos, que se han publicado recientemente.
Por ejemplo, en los requisitos obligatorios de investigación aprobadas por la Aneca por la comisión de Medicina para obtener al menos la calificación B, se piden "al menos 25 publicaciones en revistas incluidas en el Journal Citation Reports, en primer y segundo cuartil, siendo al menos quince de ellas del primer cuartil, y con autoría preferente en diez de las mismas". Además, "necesariamente parte de estas publicaciones derivarán de proyectos de investigación competitivos dirigidos por los solicitantes" y no se incluirán "cartas, editoriales, revisiones ni casos clínicos ni tampoco abstracts y proceedings de congresos".
Los decanos consideran que se trata de criterios muy exigentes, pues uno de sus objetivos es aumentar la presencia de personal docente con experiencia clínica a sus plantillas, y así se lo transmitieron al secretario general de universidades del Ministerio de Educación, Jorge Saínz, invitado a la reunión de la conferencia. Álvarez-Sala lamenta que "ni nosotros ni la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) fuimos consultados", aunque apunta que, según les informó el portavoz de Educación, los criterios podrían actualizarse dentro de dos años.
La renovación del profesorado y mantener la vinculación de la docencia con la experiencia clínica ha sido una constante preocupación de los decanos de Medicina de los últimos años, sobre todo ante la reducción de los profesores vinculados tanto a una universidad como a un hospital por culpa de los límites a tasa de reposición de personal. Según el presidente de los decanos, el número de este tipo de docentes se habría reducido a la mitad en todo el territorio en los últimos 5 ó 6 años, "aunque la situación varía en función de la universidad y la edad media de su plantilla".
Por eso, la Conferencia entregará a los ministerios de Sanidad y Educación un manifiesto en el que explicarán el problema e insistirán en que las consejerías autonómicas de ambos ámbitos deben llegar a acuerdos para que esas plazas se incluyan en ofertas públicas de empleo para potenciar esta figura, "que es clave para que la enseñanza de la Medicina no sólo sea teórica, sino también clínica".
Mapa de los hospitales universitarios
Por otra parte, los decanos de Medicina también han aprobado su documento sobre los requisitos que debe tener un hospital universitario, en el que la Conferencia lleva trabajando desde hace años. El objetivo es que estos centros, que son los que se vinculan a las facultades para la enseñanza práctica del grado de Medicina, cumplan unas garantías mínimas que aseguren la calidad docente. Por ejemplo, se pedirá que hasta un 20 por ciento de la plantilla sanitaria imparta docencia en su universidad; también unos mínimos de actividad investigadora del centro y un estudio de la capacidad docente del centro. Asimismo, otra de las reivindicaciones de los decanos es que la acreditación de los hospitales universitarios sea revisada periódicamente, al igual que ocurre con las unidades para la formación de los residentes.
Además, la conferencia "quiere incluir un anexo con un mapa de los hospitales universitarios que existen en España", explica Álvarez-Sala, y revisar si cumplen con los criterios propuestos por decanos.