jueves, 17 de noviembre de 2016

Cataluña destinará 65 mill. adicionales a ambulatorios más desfavorecidos - Nacional - Elmedicointeractivo.com

Cataluña destinará 65 mill. adicionales a ambulatorios más desfavorecidos - Nacional - Elmedicointeractivo.com
El Médico Interactivo

Cataluña destinará 65 millones adicionales a los 180 ambulatorios más desfavorecidos

El consejero de Salud, Toni Comín, reforma el modelo de asignación de los CAP para combatir desigualdades sanitarias

La Consejería catalana de Salud destinará 65 millones adicionales en cinco años -de 2017 a 2021- a los 180 centros de Atención Primaria (CAP) de Cataluña con mayores necesidades socioeconómicas, en el marco de la reforma del modelo de pago de las áreas básicas de salud (ABS) impulsado por el departamento. El nuevo indicador socioeconómico para elaborar el nuevo modelo de asignación de las ABS ha sido presentado en rueda de prensa en el CAP Gran Sol de Badalona (Barcelona) por el consejero de Salud, Toni Comín, la alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater, y el director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), David Elvira.
La partida de 65 millones, que no quita recursos a otros ambulatorios y se traducirá en más profesionales, busca compensar las ABS que están "infrafinanciadas" teniendo en cuenta el nuevo indicador elaborado por la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (Aquas), y supondrá un incremento del seis por ciento de la asignación que recibieron los CAP en 2015.
En 2017, se invertirán trece millones de euros para estas 180 ABS, de los cuales 2,8 millones serán para los 25 ambulatorios catalanes que se encuentran en una situación más desfavorecida, lo que Comín ve "realista y posible" ante el escenario presupuestario para el año que viene.
El nuevo modelo contempla que "a iguales necesidades en salud, se destinen iguales recursos", es decir, que se deben asignar en función no solo de la población, sino de su situación socioeconómica, determinada por el índice de privación, que incluye variables muy relacionadas con las necesidades en salud.
La reforma requerirá modificar la norma vigente hasta ahora -el decreto 118/2014- de contratación y prestación de servicios por parte de CatSalut, que daba un peso de entre el quince y el veinte por ciento al factor socioeconómico a la hora de determinar la cantidad asignada a cada área básica y solo tenía en cuenta el criterio del copago farmacéutico, lo que Comín considera "insuficiente".
El nuevo baremo, bautizado como "índice de privación", tiene en cuenta el porcentaje de población con ocupaciones manuales; el porcentaje con un nivel de instrucción bajo; la tasa de mortalidad prematura; la de hospitalizaciones evitables; el porcentaje de población exenta de copago farmacéutico; la que tiene rentas anuales inferiores a 18.000 euros, y la población con rentas anuales superiores a 100.000 euros.
El consejero ha explicado que la reforma tendrá una segunda fase en la que se "objetivará" la renta por cápita de media para establecer un nuevo sistema de pago al total de 369 áreas básicas de salud que hay en Cataluña, que ya ha sido encargado al CatSalut. Según Comín, existen 7,5 años de esperanza de vida entre un vecino de un barrio de Sant Cugat (Barcelona) -es de 86,5 años- y uno de La Mina de Sant Adrià del Besòs -79 años-, por lo que el nuevo sistema quiere actuar sobre el 20 por ciento de los determinantes que dependen del sistema sanitario.

Ambulatorios más desfavorecidos

En el área de Barcelona, se priorizará la ABS Badalona-Sant Roc; Sabadell-Serra; Mataró-Ronda Gatassa; Sant Adrià del Besòs-La Mina; Barcelona-Ciutat Meridiana; Badalona-Gran Sol; Barcelona-Trinitat Vella; El Prat de Llobregat-Pujol i Capsada; Ciutat Badia; Santa Coloma de Gramanet-Santa Rosa; Terrassa Est; Barcelona-Roquetes; Cornellà de Llobregat-Sant Ildefons; Mataró-Rocafonda, y L'Hospitalet de Llobregat-Gornal.
En Girona, se han identificado las ABS de Salt, Figueres, Sils-Vidreres-Maçanet de la Selva, Breda-Hostalric y Girona-Can Gibert del Pla; en la zona de Lleida-Pirineus, se ha detectado el área básica de Lleida-Bordeta i Magraners, les Borges Blanques, Balaguer, Alfarràs-Almenar y Alt Urgell Sud.
En el Camp de Tarragona, se destinarán más recursos a la ABS Tarragona-La Granja i Torreforta; Constantí; Tarragona-Bona Vista i La Canonja; Reus-Horts de Miró, y Reus-Sant Pere; y en la Catalunya Central: Santa Margarida de Montbui, Vilanova del Camí, Manresa-Sagrada Família, Manlleu y Sant Vicenç de Castellet.
En Terres de l'Ebre, los ambulatorios que atienden a una población más desfavorecida son: Ulldecona, Terra Alta, L'Aldea-Camarles-L'Ampolla, Amposta y Deltebre.