martes, 8 de noviembre de 2016

El ICOMEM celebra una jornada sobre Medicina y Redes Sociales

El Médico Interactivo
http://www.elmedicointeractivo.com/articulo/omc-y-colegios/icomem-celebra-jornada-medicina-y-redes-sociales/20161107145919107055.html

El ICOMEM celebra una jornada sobre Medicina y Redes Sociales

El decálogo #MeDiMAD, presentado en el evento, aporta recomendaciones a los médicos sobre las redes sociales e internet


La Vocalía de Médicos en Formación del Colegio de Médicos de Madrid, junto con un grupo de estudiantes de Medicina, ha celebrado este fin de semana la “I Jornada sobre Medicina y Redes Sociales (#MeDiMAD)” en la sede del ICOMEM.
“El objetivo que teníamos, que era que fuera un encuentro totalmente distinto a todos los que se están organizando, muy práctico y con temas que preocupan realmente en el día a día a los médicos, lo hemos conseguido”, señala presidente del Colegio de Médicos de Madrid, Miguel Ángel Sánchez Chillón, presidente del Colegio de Médicos de Madrid, y Borja Castejón, vocal de esta institución.
En este encuentro  se han abordado, por ejemplo, “Las consecuencias que tiene el uso de la libertad de expresión a través de las redes socialesˮ, “Cómo formarse usando las redes”, “La interconsulta por WhatsApp”, “Compañerismo y redes sociales: experiencias desde las trincheras” o “Desestigmatizando al bloguero freak”.
El decálogo #MeDiMAD, dado a conocer durante el encuentro, recoge la importancia de Google como potente aliado en la relación médico-paciente, las redes sociales como canal para llegar a más gente, teniendo cuando de lo que se va a poner en ellas, discernir entre los recursos de calidad y emplearlos para la propia formación, emplear WhatsApp para la interconsulta pero con precaución e involucrarse en la revolución que va a suponer el big data y la inteligencia artificial.
Además, la libertad de expresión puede tener consecuencias profesionales, jurídicas y de imagen. El decálogo recomienda que ante la duda cualquier profesional debe recurrir al Código Deontológico. Por último, señala que los especialistas necesitan un espíritu  muy crítico para valorar el contenido de internet.