martes, 8 de noviembre de 2016

“Procuramos aliviar, ayudar y acompañar a las personas con dolor, sufrimiento y discapacidad”

El Médico Interactivo
http://www.elmedicointeractivo.com/articulo/entrevistas/procuramos-aliviar-ayudar-y-acompanhar-personas-dolor-sufrimiento-y-discapacidad/20161107141649107041.html

“Procuramos aliviar, ayudar y acompañar a las personas con dolor, sufrimiento y discapacidad”

El presidente de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), el Dr. Salvador Tranche, ha concedido una entrevista a EL MÉDICO 


¿Cuáles son sus objetivos prioritarios en semFYC?
Tenemos muchos objetivos en mente, entre los que destaco nuestra relación con la masa social, seguir desarrollando los modelos participativos, como el modelo de congresos, el código ético y la página web, que ya se han iniciado, y al que hay que añadir el desarrollo de la vocalía de socios para dar respuesta a las diferentes necesidades y requerimiento de nuestros socios y socias. En un plano social, seguimos apostando por el derecho a la universalización de la asistencia sanitaria, nuevamente limitado con una reciente sentencia del Tribunal Constitucional. No nos podemos olvidar ni de la universidad ni de la investigación. Con respecto a lo primero, queremos consolidar y potenciar el carácter académico de la Medicina de Familia con el desarrollo de la Academia de Medicina de Familia de España, constituida junto a las otras dos sociedades de Medicina de Familia, y en cuanto a la investigación, trabajamos en potenciar la investigación en Medicina de Familia usando nuestro entorno asistencial y optando a proyectos europeos. También es un objetivo importante para nosotros seguir promoviendo la presencia de semFYC en el ámbito internacional.
¿Y en relación con los gestores?
Queremos seguir reivindicado la necesidad de apostar por la Atención Primaria con la asignación de presupuestos reales y me atrevería a decir que dignos. Y también fomentar una apuesta por el desempeño de los médicos de familia en otros ámbitos como las urgencias, los cuidados paliativos, la docencia, etc.
¿Cuáles son los problemas diarios con los que se tienen que enfrentar los médicos de familia?
En el ámbito de relación con nuestros pacientes, los médicos de familia vemos diariamente dolor, sufrimiento, discapacidad… y contra ellos luchamos con nuestros recursos procurando aliviar, ayudar y acompañar. En cuanto a lo que nos impacta directamente en el desarrollo de nuestra actividad, y en consecuencia, en la calidad del servicio que prestamos a los pacientes, diría que depende del ámbito. Por ejemplo, entre los médicos de familia que trabajan en Atención Primaria y urgencias, creo que lo más generalizado es la sobrecarga asistencial motivada tanto por una demanda creciente como por la falta de contrataciones; las condiciones laborales con contratos cortos, discontinuos, por horas, de “acá para allá”, etc o la limitación al acceso a pruebas diagnósticas y terapéuticas.
¿De qué salud goza la Atención Primaria en nuestro país?
Pues no sé muy bien si tiene una mala salud de hierro o está en boxes de observación. La realidad es que la crisis económica ha tenido un impacto mucho mayor en Atención Primaria que en el ámbito hospitalario. Para el quinquenio 2010-2014, mientras la atención hospitalaria veía decrecer su presupuesto en un 2,2 por ciento, la Atención Primaria disminuyó más del doble: un 5,2 por ciento en el mismo periodo. Si tenemos en cuenta que la presencia de la tecnología en el ámbito de la Atención Primaria es muy baja, es fácil deducir que ese decrecimiento se ha producido fundamentalmente a expensas de una reducción de gasto en recursos humanos y de personal.
Y, ¿qué se puede hacer en este sentido?
Creo que es necesario abandonar el discurso del desánimo y la resignación. No es tiempo para el diagnóstico sino para el tratamiento, tiempo para la acción. Hemos publicado recientemente el documento de Revitalización de la Atención Primaria del Futuro, que recoge propuestas a desarrollar por parte de todos los que participan en el ámbito sanitario: administraciones, gestores, sociedades científicas, profesionales, etc. Pero nada de esto será posible si no ponemos la Atención Primaria en la agenda de los políticos y por eso reclamamos la realización de un Consejo Interterritorial específico de Atención Primaria que aborde, proponga y desarrolle propuestas para revitalizar la Atención Primaria en nuestro país.
¿Qué medidas piensan tomar para mejorarla?
Una acción importante en un marco general es la realización de ese Consejo Interterritorial al que hacíamos referencia, pero es a nivel autonómico donde deben desarrollarse políticas de mejora de la Atención Primaria y eso pasa por dignificar la Medicina de Familia con contratos estables, incrementando la capacidad de resolución, dotando de mayor autonomía a los profesionales, reduciendo las actividades que no aportan valor al acto asistencial (disminuir la burocracia, desarrollar la receta electrónica, promover las consultas no presenciales para procedimientos no clínicos, etc). Las iniciativas son múltiples, evidentemente, algunas suponen incrementar el gasto pero muchas otras solo conllevan decisión y cambios organizativos. Y escuchar a los profesionales, porque tenemos propuestas para aportar y ayudar a mejorar la situación.
El primer nivel de asistencia es clave en la prevención y en la educación para la salud. ¿Se cuenta con el tiempo necesario para llevar a cabo esta labor?
Rotundamente no. No se dispone de tiempo para ninguna actividad salvo las puramente asistenciales. Creo que las actividades preventivas tienen, en general, un desarrollo aceptable, aunque mejorable. No ocurre así con las de educación para la salud, cuya implantación es demasiado baja. En este momento necesitamos tiempo para hacer una Medicina más reflexiva, más serena. La complejidad clínica es cada vez mayor por el envejecimiento de la población, donde la presencia de patologías crónicas más complejas y en mayor número en cada paciente obligan a dedicar más tiempo a cada uno de ellos.  
¿Cómo se puede mejorar la asistencia a los crónicos? 
Pues en primer lugar, y yo creo que como elemento absolutamente clave, teniendo una Atención Primaria fuerte, que es algo que, como hemos visto en las preguntas anteriores, se va paulatinamente deteriorando. La mejor atención a los crónicos se realiza con una Atención Primaria accesible, adecuadamente dimensionada y presupuestada, que ofrezca atención integral y longitudinal. También se debe mejorar la continuidad asistencial, lo que pasa por establecer nuevos circuitos asistenciales, desarrollar e implantar sistemas de información clínica orientados a los profesionales (historia clínica electrónica con acceso para ambos niveles asistenciales, disponer de información clínica orientada a la toma de decisiones clínicas no sólo administrativas, etc).
¿Puede destacar los puntos positivos y negativos de la Estrategia para el Abordaje de la Cronicidad en el Sistema Nacional de Salud?
Lo más positivo es que se haya elaborado una estrategia de atención a la cronicidad intentando transformar el sistema sanitario de un modelo de atención a agudos a un modelo orientado a las patologías crónicas. Lo peor, que esta transformación no sólo no se ha producido, sino que en algunos sitios únicamente es una propuesta documental sin ningún desarrollo posterior y en algunos casos sólo ha servido para crear nuevas estructuras con un impacto muy limitado. 
¿Existen diferencias asistenciales por comunidades autónomas?
Sin ninguna duda existen diferencias no sólo en la estrategia de cronicidad sino también en cartera de servicios, gasto sanitario por habitante y por tanto, en recursos, listas de espera, etc.
¿Cómo se maneja el acceso a los nuevos medicamentos?
Aquí también existen diferencias por Comunidades Autónomas, entre aquellas las que facilitan el acceso al fármaco una vez aprobado por el Ministerio de Sanidad (Agencia Española del Medicamento), quizá con la obligatoriedad de visado, y otras que añaden al visado la limitación hospitalaria (las menos). Estas últimas suponen una agresión para la Atención Primaria, porque impiden la posibilidad de prescripción del fármaco por parte del médico de familia. Entendemos que una vez aprobado el visado, este debería ser de aplicación tanto en el ámbito de Atención Primaria como hospitalaria, en igualdad de condiciones.
En cuanto a la presión por el ahorro, ¿cómo se canaliza para seguir dándole al paciente lo más adecuado?
La presión por el ahorro se ha orientado muy especialmente al gasto farmacéutico y dentro de él, al gasto farmacéutico en Atención Primaria. Cada vez hay en este campo menos margen de mejora en Atención Primaria. Si el foco del ahorro se quiere mantener en el gasto farmacéutico, es hora de mirar hacia el gasto hospitalario en farmacia. Si elevamos la mirada y buscamos soluciones más integrales, deberíamos optar por buscar o implantar acciones más globales como las iniciativas NO Hacer, que inciden sobre aquellas actividades que no aportan nada al beneficio de los pacientes o su evidencia es escasa o, incluso, pueden ser perjudiciales para los pacientes. Asimismo, el impacto sobre el gasto puede ser muy notable si se comienza a evaluar con rigor la introducción e implantación de nuevas tecnologías en el sistema sanitario.
¿Cuál es el nivel de participación de los profesionales de primaria en la semFYC?
Pues extraordinariamente alto sin comparación posible con ninguna otra sociedad científica. Al diseño federal de nuestra sociedad se añade que en los últimos años hemos puesto en marcha tres procesos participativos, abiertos a socios e incluso a no socios, como han sido el código ético, el modelo de congresos que quieren los socios y el diseño de la página web de la sociedad. Ahora, con la creación de una vocalía de socios y socias, incrementaremos aún más la participación con el diseño de propuestas de formación personalizadas según segmentos de interés (residentes, jóvenes médicos de familia, médicos de familia que desempeñan su actividad en urgencias, unidades docentes, etc.).
Los nuevos especialistas, ¿tienen interés por formar parte de semFYC?
Pues claro que sí, y lo demuestra el hecho de que alrededor de un 35 por ciento de nuestros asistentes al congreso son residentes y jóvenes médicos de familia.
¿Cuáles son los aspectos que más demandan los socios?
Las demandas de los socios se ajustan a los principios éticos de la sociedad: la defensa de la Medicina de Familia en todos los ámbitos, como el laboral, el docente, el profesional; la defensa del sistema sanitario público; el apoyo de la sociedad para el desarrollo profesional, curricular y competencial; la participación en grupos de trabajo y la investigación sobre el propio trabajo.
¿La formación es uno de ellos?
Sí, es uno de los más importantes y al que procuramos dar respuesta renovando y actualizando tanto los contenidos como la metodología de formación. El año pasado participaron en cursos y programas de formación más de 12.000 médicos de familia. Y en ésta línea de innovación y propuestas abiertas, semFYC ha sido la primera sociedad científica de España en organizar un curso online masivo abierto (MOOC, en sus siglas en inglés), con una participación de casi 800 profesionales. 
¿Cuál es la relación que mantienen con otras sociedades científicas?
Yo diría que excelente. Con las otras dos sociedades de Medicina de Familia constituimos la Academia de Medicina de España, que en el momento actual está terminando sus estatutos. Y tenemos un espacio abierto de debate y participación sobre la unificación de las tres sociedades, que más tarde o más temprano llegará, por la necesidad de defender la Atención Primaria, la Medicina de Familia, y hacerlo con una única voz. Colaboramos estrechamente con Medicina Interna en diferentes temas, como la cronicidad o la defensa de las ACES de Urgencias e Infecciosas, y donde están incorporadas también las otras Sociedades de Medicina de Familia y la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC). Participamos en FACME, en el Consejo Español de RCP, en el Consenso sobre Enfermedad Renal Crónica con otras 14 sociedades científicas. 
¿Cuál es la relación con las sociedades internacionales? 
Participamos activamente en la Sociedad Europea y Mundial de Medicina de Familia (WONCA) y en sus diferentes grupos de trabajo, como el de investigación, docencia, calidad, salud mental y crónicos. Además, estamos muy presentes en el movimiento Vasco de Gama, que aglutina a los jóvenes médicos de familia, y que es muy activo en nuestro país, con actividades formativas como la de los intercambios internacionales, en las que jóvenes médicos de familia rotan en otros sistemas sanitarios para aprender cómo funcionan.
¿Cómo se puede potenciar y aumentar la presencia española en los foros internacionales?
Llevamos aumentando esa participación desde hace año y continuamos haciéndolo. Este año en el Congreso de WONCA, que se celebra los primeros días del mes de noviembre, la presencia de semFYC es la más importante de los últimos años, con presentación de numerosas comunicaciones, ponencias, moderación de mesas, etc. Una gran oportunidad de prestigiar la Medicina de Familia española en el ámbito internacional.
Teniendo en cuenta nuestro Sistema Nacional de Salud, ¿qué nos diferencia de los países de nuestro entorno?
Comparándonos con países de un sistema sanitario similar al nuestro, yo diría que somos uno de los países con un sistema más eficiente y con mejores resultados. Un reciente trabajo publicado por la OMS (Building primary care in a changing Europe, que analiza 115 indicadores sobre estructura, proceso y resultado) sitúa a España en tercera posición, tras Reino Unido y Países Bajos en cuanto a criterios estructurales y de los más destacado en términos de accesibilidad, continuidad, etc. Una diferencia quizá sustancial para el futuro inmediato es que en estos países de nuestro entorno, cuando objetivan la situación de la Atención Primaria, inmediatamente intentan corregirlo con cambios organizativos y nuevas asignaciones presupuestarias. En nuestro país, escuchamos el mismo discurso pero no se acompaña de medidas innovadoras para la Atención Primaria ni de reconocimiento para la Medicina de Familia. 
¿Cuál es el nivel de la investigación en Atención Primaria?
Tenemos que reconocer que mejorable, aunque si miramos hacia atrás, el cambio ha sido extraordinario, impensable hace bien pocos años. Cada vez se consiguen más ayudas de organismos y agencias nacionales y europeas para la investigación en Atención Primaria, en competencia con otros muchos proyectos. La revista Atención Primaria, año a año va aumentando su factor de impacto. Vamos mejorando, quizá no al ritmo que nos gustaría, pero sin dejar de avanzar.