lunes, 7 de noviembre de 2016

'Se necesita un nuevo estándar de trabajo' - DiarioMedico.com

'Se necesita un nuevo estándar de trabajo' - DiarioMedico.com



EXCESO DE TRABAJO RELACIONADO CON PEOR RENDIMIENTO

"Se necesita un nuevo estándar de trabajo"

CESM cree que las guardias de un día son la gota que puede colmar el vaso de la precariedad laboral.
J.A.P. Madrid | dmredaccion@diariomedico.com   |  07/11/2016 00:00
 
 

Pilar Bartolomé, responsable de Salud Laboral en CESM, señala que "por su especial penosidad (sobre todo en la mujer) y sus efectos a corto y largo plazo, el trabajo nocturno, a turnos, y la carga mental inherente al trabajo sanitario se plantean ya como nuevas enfermedades profesionales".
No son sólo las guardias y turnos de día completo. Trabajar de noche, con estrés, con falta de personal... puede relacionarse con mayor presencia de enfermedades, señala Bartolomé: "El cáncer de mama aumenta un 48 por ciento en el caso de los turnos nocturnos, y también aumentan los de colon, recto, endometrio y linfoma no Hodgkin. Además, se detecta aumento de los niveles de corticoides en sangre, problemas en la salud de los huesos, artritis reumatoide, alteración de las respuestas metabólicas, ganancia de peso, diabetes...".
¿Más errores médicos?
La Organización Internacional del Trabajo (OIT) aconseja que el trabajo nocturno sea voluntario a partir de los 40, señala CESM: "El exceso de horas, la sobrecarga laboral y la fatiga mental y física que afectan al rendimiento y al manejo de los pacientes son la antesala de una realidad cada vez más frecuente: el error médico", señala Bartolomé. "La posibilidad de que un facultativo cometa un error en un turno largo se multiplica por siete. Por eso es necesario profundizar, para diseñar turnos individualizados considerando el cansancio acumulado a lo largo de la semana y la experiencia de los facultativos. CESM viene denunciando que el actual modelo de guardias es insostenible.
El ajuste horario vigente, la "ridiculez en la retribución y el evidente menosprecio por la seguridad nos obliga a reclamar, en nombre de los pacientes y su pronóstico, un nuevo estándar de trabajo y guardias médicas", concluye.