lunes, 7 de noviembre de 2016

'Un jefe debe saber gestionar el servicio hospitalario como si fuera una pyme' - DiarioMedico.com

'Un jefe debe saber gestionar el servicio hospitalario como si fuera una pyme' - DiarioMedico.com



ISABEL MORÁN, DIRECTORA DE PROGRAMAS DE SALUD EN IESE

"Un jefe debe saber gestionar el servicio hospitalario como si fuera una pyme"

Isabel Morán, radióloga y directora de programas de Salud en el IESE, alerta del déficit formativo empresarial de médicos, gestores y jefes sanitarios y aboga por organizar y dirigir un servicio hospitalario como una pequeña empresa. Coincidiendo con el Día Internacional de la Radiología, IESE organiza esta jueves una jornada de reflexión sobre gestión sanitaria y empresarial.
Francisco Goiri | fjgoiri@diariomedico.com   |  07/11/2016 00:00
 
 

Isabel Morán
Isabel Morán, directora de programa del sector Salud en el IESE. (DM)
Los profesionales sanitarios, y concretamente los médicos, tienen una visión "reduccionista, parcial y un tanto endogámica" de los problemas que aquejan a su sector; la formación empresarial y gestora de la mayoría de jefes de equipo y de servicio es "escasa o inexistente", y la planificación de muchos servicios hospitalarios es "cortoplacista, limitada y, en general, carente de racionalidad empresarial". Isabel Morán, especialista en Radiología y directora de programas de Salud en el IESE, suelta todas estas andanadas desde la "absoluta convicción de que la Medicina española necesita, y lo necesita con urgencia, gestores y jefes de equipo con conocimientos médicos, claro, pero también con formación en gestión y organización empresarial. Un jefe debería gestionar el servicio hospitalario como si fuera una pyme, y la mayoría no lo hacen y no sabrían cómo hacerlo".
Coincidiendo con el Día Internacional de la Radiología, que se celebra el 8 de noviembre, el IESE organiza este jueves una jornada académica sobre la gestión de recursos (humanos y materiales), "y la organización empresarial -en general, y también sanitaria-, que, en España, peca de excesiva rigidez", según Morán.
La percha que servirá de base a la jornada académica será la organización de un servicio de Radiodiagnóstico, y la implicación que tiene en la gestión de su personal el hecho de que sea una especialidad con un 60 por ciento de mujeres en España. Morán matiza que la feminización de la especialidad o las consecuencias derivadas de ella (incompatiblidad entre el embarazo y algunas tareas radiológicas) "son meros problemas coyunturales, como el envejecimiento que acusan otras especialidades, por ejemplo. Pero el problema de fondo, el estructural, es la deficiente planificación general del sistema sanitario".
  • Según Morán, todo jefe de servicio debería presentar un plan de negocio anual, donde detalle cómo y en qué se va a gastar el dinero
Dinero mal empleado
El primer síntoma claro de esa deficiencia estructural es, según la responsable del IESE, la mala planificación económica del sector. "Un servicio hospitalario tiene un elevado porcentaje de presupuesto cautivo (nóminas, infraestructura, dotaciones, factura farmacéutica...), pero en torno al 12 ó 15 por ciento no está asignado de antemano y se gestiona pésimamente". La primera "exigencia irrenunciable" para un jefe de servicio debería ser "la presentación de un detallado plan de negocios anual, donde justifique cómo y en qué se va a gastar el dinero disponible, de manera que rentabilice profesional y económicamente sus medios y dotaciones. No le pida usted al gerente una máquina nueva o más personal; gestione su servicio como si fuera una pequeña empresa y responsabilícese de los resultados".
Personal 'tóxico'
Morán es consciente de que la autonomía de gestión que reclama choca en el SNS con los recortes de presupuesto y el déficit de personal, pero matiza que "más que de falta de especialistas, en algunos servicios al menos, hay que hablar de mala planificación. El jefe debería tener capacidad para primar los resultados del buen médico y castigar los del malo, pero el sistema le maniata. Sé de jefes que han tardado 3 ó 4 años en apartar de su servicio a gente muy tóxica, y eso es una rémora en cualquier intento de planificación racional".
Admite que hay jefes muy conscientes de la necesidad de la formación gestora integral, pero, en pleno debate sobre la gestión clínica, se teme que muchos médicos no sean conscientes de sus limitaciones. "Formarse en organización implica hacerlo en contabilidad, costes, planificación estratégica, evaluación de resultados..., y muchos rehuyen todo eso".

"Un filón de rentabilidad política"

Desde su doble visión (médica y empresarial), Isabel Morán no entiende la "nula importancia política" que todos los gobiernos españoles le han dado a la Sanidad, "y la prueba más palmaria es que el titular del ministerio suele ser alguien ajeno al sector y con escaso o nulo bagaje sanitario. ¿A qué sector económico con un presupuesto tan alto como la Sanidad se le otorga tan poca entidad y enjundia política?". La responsable del IESE está convencida de que "bien explotado y gestionado, el SNS es un filón para la imagen y la proyección social de un gobierno. Si el PP fuera inteligente y se tomara en serio la gestión sanitaria, podría restañar su dañada percepción pública actual".