lunes, 21 de noviembre de 2016

'Después de años difíciles empezamos a recuperar' - DiarioMedico.com

EL SECTOR EN SU CONTEXTO

"Después de años difíciles empezamos a recuperar"

El sector de la tecnología ha acusado el impacto de la crisis en su facturación, pero no en su innovación. La economía mejora y la patronal del sector (Fenin) prevé un futuro interesante.
Redacción. Madrid   |  21/11/2016 10:24
 
 
1 de 2
Flecha Ver Siguiente
Margarita Alfonsel
Margarita Alfonsel, secretaria general de la Federación de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) (DM)
  • Margarita Alfonsel
  • España frente a Europa
Margarita Alfonsel, secretaria general de la Federación de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), destaca el papel estratégico de la tecnología sanitaria en la sostenibilidad y avance del Sistema de Salud, ofrece propuestas orientadas a optimizar esa relación -en la que el paciente es el principal beneficiario- y detalla la estrategia de Fenin para impulsar la transformación digital de la salud en España.
  • Somos un socio estratégico del sistema sanitario, con el que trabajamos en su sostenibilidad"
PREGUNTA. ¿En qué momento se encuentra el sector de la tecnología sanitaria? ¿Cómo prevé el futuro?
RESPUESTA. Muy interesante. En los últimos 30 años, la revolución tecnológica ha sido espectacular, nos esperan desarrollos sorprendentes y estamos construyendo para ir hacia un futuro mejor. Somos un sector profesional, comprometido y actuamos como socio estratégico del sistema, con el que debemos trabajar también por su sostenibilidad.
Los datos que manejamos revelan que cerramos 2015 con una facturación de 7.000 millones de euros, que suponen un repunte respecto a 2014. Esto es indicativo de que, después de unos años difíciles, hemos empezado la recuperación y prevemos un crecimiento sostenido a corto plazo, que será todavía mayor a medio plazo. En esta evolución influye la internacionalización del sector, con un crecimiento del 36 por ciento entre 2010-2015. En el último año, las exportaciones superaron los 2.300 millones de euros, un 6 por ciento más que en 2014. Es cierto que la balanza comercial todavía es negativa, pero seguimos avanzando.
  • El avance tecnológico ha seguido imparable a pesar de la caída de facturación"
Fenin cuenta con una estructura interna de apoyo a la internacionalización y, actualmente, las operaciones comerciales más exitosas se dirigen a mercados emergentes (China, Brasil, México, Indonesia, Turquía, India, Colombia...) La crisis económica ha motivado que las empresas que apostaban por el exterior hayan tenido más posibilidades de permanencia en el mercado.
P. ¿Los recortes provocados por la crisis económica han supuesto un retroceso de las empresas de tecnología sanitaria?
R. Representamos un 7 por ciento del gasto sanitario. Hemos tenido un decremento de la facturación del 17 por ciento entre 2010 y 2015, pero no nos hemos retrotraído al pasado en materia de innovación, que sí en facturación. En el ámbito de tecnología sanitaria, la caída de la facturación no se ha asociado a un freno del avance tecnológico, que ha seguido imparable. Las administraciones han buscado fórmulas de contratación, y nosotros también, nuevos modelos que han permitido que la innovación siga adelante. No hay retorno. El profesional no va a renunciar a soluciones tecnológicas que le aportan mejores diagnósticos y tratamientos, una medicina predictiva real, y que genera ahorros al sistema (indirectos). Lo que debemos hacer es trabajar por la eficiencia y las innovaciones actuales son coste-efectivas.
  • Es relevante el éxito de España en el Horizonte 2020 para financiar la innovación"
P. ¿En qué área de la tecnología sanitaria es fuerte nuestro país?
R. España es-tá en una posición predominante en las tecnologías para el diagnóstico in vitro, en las tecnologías para la información y comunicación (TIC) aplicadas a la salud y en medicina regenerativa.
Es relevante el éxito que tiene España en el programa europeo Horizonte 2020 para la financiación de proyectos innovadores. En el área de salud somos el tercer país por retorno de las inversiones y en el área de la nanotecnología, el primero en aplicaciones para la salud. Son datos que me ilusionan y reflejan cómo se está trabajando en ámbitos que van a incidir en aspectos tan fundamentales como la medicina preventiva, porque el diagnóstico lo que persigue es detectar lo más precozmente posible cualquier patología para tratarla en estadios incipientes. Esto también repercute en la disminución de costes para el sistema.
  • Fenin ha redactado un documento para impulsar el cambio digital de la salud"
P. España es un país de patentes, pero ¿cómo se puede mejorar la transferencia?
R. El sector europeo de tecnología sanitaria es líder en registro de patentes. Según la Oficina Europea de Patentes, en 2014 se presentaron 11.000 patentes, una cada 50 minutos (lo que no implica que luego se materialicen). En 2015, España presentó 100 patentes en el ámbito de la tecnología sanitaria. Para estimular la promoción y la financiación de la innovación, en Fenin facilitamos herramientas y contamos con dos que son cruciales: la Plataforma Española de Innovación en Tecnología Sanitaria, que es una plataforma financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad, por la Secretaría de Estado de Innovación, y los Foros de Proyectos de Innovación e Internalización (FOPII).
La primera supone el punto de encuentro de todos los agentes implicados en la innovación en salud, facilita el intercambio de proyectos, desarrollos y patentes; es un vehículo de intercambio. Los FOPII son foros de inversión cuyo objetivo es ayudar a los emprendedores (grupos de investigación y pequeñas empresas) a conseguir socios industriales y económicos que les aporten financiación. Consisten en reuniones en las que una entidad de investigación presenta su idea a los inversores y allí pueden encontrar alianzas. Lo que se hace, una vez más, es poner en común todas las partes de la investigación para que puedan establecer alianzas y que las ideas lleguen al tejido productivo. Pero la administración también tiene que establecer una estructura concreta para la transferencia y valorización de resultados a través de los programas del plan estatal de innovación. Esfuerzo conjunto, y todo en beneficio del paciente.
P. ¿Cómo se puede estimular la inversión pública en tecnología?
R. Creo que la cuestión está en las nuevas fórmulas de compra innovadora: compra pública innovadora, compra precomercial y acuerdos de riesgo compartido. Las tres son fórmulas que pretenden incorporar la innovación (la primera es compra de producto que esté en fase de innovación pero que tendrá un desarrollo, la administración se adelanta a su comercialización y apuesta por ella; la precomercial es una variación, y la última consiste en que si una comunidad quiere realizar una renovación tecnológica, lo que hace es aliarse con una empresa y ambos comparten riesgos, son aliados durante un periodo de tiempo y comparten riesgos y beneficios). Esto es una oportunidad de oro. Son fórmulas incipientes, pero muy valiosas.
Otro concepto es la compra por valor, y es un proyecto europeo que pretende poner de manifiesto la necesidad de que las compras se hagan no tanto por el factor económico sino teniendo en cuenta todo el valor añadido que ofrece la tecnología sanitaria.
P. ¿Por qué está tardando la implantación de las TIC en el sistema de salud?
R. Es multifactorial, pero hay dos elementos fundamentales: una inversión insuficiente (1,27 por ciento del gasto en salud, y deberíamos estar en el 3 por ciento), pero también porque no hay una estrategia global que aúne todos los intereses. Las estrategias cambian de una comunidad a otra, y dentro de una comunidad, de un hospital a otro. Esta dispersión se debe a la falta de una hoja de ruta de cómo deberían implantarse las TIC en salud. También hay problemas de interoperabilidad entre sistemas. Creo que ha habido una falta de liderazgo clarísima. En Fenin hemos elaborado un documento de consenso que incorpora 10 medidas para impulsar la transformación digital de la salud en España. Cuando tenemos identificado el problema, lo que hay que hacer es una estrategia y un compromiso político para acometer la transformación digital, y aprovechar el conocimiento (como hemos hecho en el documento).
P. ¿Fenin pide un calendario de TIC único?
R. Sí. Pedimos una estrategia para la transformación digital del sistema sanitario, y se lo hemos presentado por escrito a la Administración. Creemos que tiene que haber una estrategia concreta, y que el Ministerio de Sanidad lidere la transformación digital y que las CCAA se comprometan a cumplirla. Parece que hay una conciencia por parte del nuevo gobierno porque ha creado un ministerio de Agenda Digital (Energía, Turismo y Agenda Digital).
P. ¿Cómo benefician las TIC al paciente crónico?
R. Nuestra población está envejecida, lo que lleva a una alta incidencia de crónicos y pacientes pluripatológicos. Es una realidad y el sistema debe evolucionar de agudos a crónicos, y las TIC tienen que ser la palanca de cambio para la gestión eficiente de los pacientes crónicos, porque permiten su seguimiento y control, con el valor añadido de una atención domiciliaria de calidad que en el fondo es lo que todos queremos. Calidad de vida y estar en nuestra casa. Cuidado también de los cuidadores, y las TIC mejoran el diagnóstico y seguimiento de los tratamientos y facilitan la práctica asistencial con enfoque de futuro.
P. ¿Cuál es la posición de Fenin sobre la nueva legislación de producto sanitario?
R. Hacemos una lectura positiva. Estamos convencidos de que el nuevo marco ofrece mayores garantías de protección de la salud, y por lo tanto creemos que es un elemento positivo, refuerza la seguridad y fomenta la competitividad, así como una mayor transparencia, mayor supervisión y cooperación de las autoridades sanitarias. Se incorpora un sistema de identificación único para cada producto comercializado y esto revierte en la seguridad.
La industria tiene que incorporar elementos de cambio, y desde Fenin estamos informando y formando a las empresas y trabajamos estrechamente con la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios, a la que trasladamos nuestra opinión.
Colaboramos en hacer una sanidad mejor y es una satisfacción personal participar en la construcción de un nuevo modelo de salud.