viernes, 25 de noviembre de 2016

Diferencias anatómicas y funcionales aconsejan una investigación clínica distinta para hombres y mujeres

Diferencias anatómicas y funcionales aconsejan una investigación clínica distinta para hombres y mujeres

Noticias Farmacia

diferencias anatoacu

135
Este jueves, 24 de noviembre, diferentes expertos en Oncología, Psicooncología y regulación de medicamentos han descrito diferencias sustanciales cuando el cáncer afecta a hombres o a mujeres, constituyendo un corpus de estudio científico de gran interés para la Fundación para la Investigación de Salud (FUINSA)
Esta mañana, la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) dio techo a un debate de gran interés, a pesar de no haber sido planteado muchas veces hasta la fecha. El tema en cuestión fue la relación que existe entre la condición femenina, los tumores que le son específicos y aquellos que comparte con los varones, con notables peculiaridades, sin embargo.
El coloquio sobre Cáncer y Mujer fue encuadrado por la Fundación para la Investigación en Salud (FUINSA), dentro de su Foro sobre la Salud de la Mujer, entendido como un nexo entre la ciencia, la sanidad y los pacientes, de cara a conocer en profundidad sus realidades. Para ello, se contó con el patrocinio de la farmacéutica Pfizer.
El debate de los distintos especialistas fue muy provechoso para el conocimiento de sus respectivos campos. En general se fue mucho más lejos del lugar común por el que se sabe que las mujeres, en España y muchos otros países, tienen una esperanza de vida al nacer superior al de sus congéneres, los hombres. Concretamente, dos oncólogos del Hospital Ramón y Cajal de Madrid se centraron especialmente en uno de los cánceres más propios que existen de la mujer, el cáncer de mama, junto a otros tumores cien por cien femeninos, como los cánceres de ovario, endometrio o vulva.
El más prolijo al hablar fue el doctor Alfredo Carrato, oncólogo jefe del citado hospital madrileño. Para el mismo, no se puede hablar de un solo cáncer de mama, ya que se conocen al menos 12 subtipos. Al margen de distinguir entre hombres y mujeres en estos tumores de mama, Carrato destacó la diferente metabolización que hace cada organismo de los carcinógenos, además de las respuestas que da cada paciente a los distintos tratamientos. Aun partiendo de un equipaje genético común a los dos sexos, situado en el 90%, el resto determina evoluciones clínicas muy distintas. De ahí la importancia de disponer de biomarcadores que permitan individualizar los tratamientos.
A lo dicho por el oncólogo Carrato, la responsable de la Unidad de Inmuno-Oncología de Cáncer de Mama y Tumores Ginecológicos del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, Esther Holgado, destacó como novedades en cáncer de mama los nuevos inhibidores de ciclina y otros fármacos para los tipos HER2. Sin embargo, no pudo decir lo mismo de los tratamientos que se están estudiando en inmunoterapia, con tasas de eficacia hasta la fecha que no superan el 20%. Holgado también afirmó que el cáncer de mama es el principal tumor en la mujer, seguido de pulmón y colorrectal. Hasta hace pocos años, el cáncer de pulmón era casi exclusivo de los hombres, pero el mayor consumo de tabaco entre las mujeres, está disparando la prevalencia en este colectivo que representa más de la mitad de la población.
Sobre cáncer colorrectal, especialidad del doctor Carrato, este oncólogo afirmó que tiene una incidencia anual de 30.000 nuevos casos. Representando un problema de salud de primer orden que podrá mejorar, según el oncólogo cuando se universalicen los programas de cribado mediante test de sangre oculta en heces. Como aspecto novedoso del cáncer colorrectal, Carrato explicó que, a pesar de ser un tipo de tumor que aparece tanto en hombres como en mujeres, estas últimas desarrollan esta enfermedad en el lado derecho del colon, a diferencia de los hombres. Esta distinta ubicación también se traduce en una microbiota distinta, que puede determinar la evolución de los tratamientos según se apliquen a hombre o a mujeres. Este desarrollo tumoral distinto, en función del sexo del paciente, podría tener su génesis en la diferenciación corporal que se realiza entre hombres y mujeres, a nivel embrionario.
También fue interesante, dentro de la jornada, la discrepancia que surgió entre algunos de los ponentes sobre si es cierto en la actualidad, o no, que se investiga suficientemente el desarrollo de nuevos fármacos y otros tratamientos en función de las diferencias anatómicas y funcionales de hombres y mujeres. A ello respondió el jefe del Área de Oncología de la División de Farmacología y Evaluación Clínica del Departamento de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), Jorge Camarero, que esa diferenciación se confirma desde el momento del reclutamiento de los pacientes, masculinos y femeninos, tal como luego queda recogido en las fichas técnicas.
En respuesta a la opinión del responsable de la AEMPS, la profesora de Salud y Género de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, Rosario López, aseguró que en España no se cumple fielmente la Ley 14/2011, modificada en 2015, sobre Ciencia, Tecnología e Innovación, donde se entiende la diferenciación por género en la investigación clínica como una exigencia transversal.
Fìnalmente, la psicooncóloga de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC)Ana González, describió las diferencias que muestran las mujeres al recibir el diagnóstico de cáncer y sus preferencias a la hora de ser tratadas por unos profesionales u otros. En ese sentido las pacientes de cáncer prefieren oncólogos varones con experiencia, al tiempo les resulta menos invasivo que les practiquen las pruebas exploratorias profesionales sanitarios de sexo femenino.

Pie de foto: Jorge Camarero (AEMPS), Ana González (AECC), Alfredo Carrato (Hospital Ramón y Cajal), Antón Herreros (Fuinsa). José Manuel Gonzalez Huesa (Servimedia), Esther San Emeterio (Paciente), Esther Holgado (Hospital Ramón y Cajal) y Rosario López (UAM)