sábado, 12 de noviembre de 2016

Dra. Marisa Aizenberg: Por primera vez, una provincia pagó el aceite de cannabis para el tratamiento de una nena

Dra. Marisa Aizenberg: Por primera vez, una provincia pagó el aceite de cannabis para el tratamiento de una nena

Posted: 11 Nov 2016 08:41 AM PST
Chubut. La obra social se hizo  cargo de la totalidad del valor tras la ley que aprobó la  Legislatura local. La chica de 13 años sufre el síndrome de Dravet y necesita de la medicación.

Un hombre muestra productos de cannabis para uso terapéutico en una feria en Bogotá, en 2015 (AFP)La obra social Seros, que nuclea a todos los trabajadores de la administración pública provincial, hizo la primera entrega de aceite de cannabis a la niña Micaela Evans, quien padece Síndrome de Dravet.

Tal como lo establece la ley 588 que aprobó la Legislatura provincial el mes pasado por iniciativa del diputado Gustavo Fita, la obra social se hizo cargo del total de la cobertura.. Fue Carola Pedraza, mamá de Micaela, quien puso en discusión pública la necesidad de eliminar las barreras que existen en la Argentina para acceder al tratamiento con el uso del aceite de cannabis y luego de un largo camino se concretó la legislación en Chubut.

Carola mostró su satisfacción al recibir el medicamento, máxime teniendo en cuenta de que le fue entregado con el 100 por ciento de cobertura.

Recordó que el 29 de septiembre un profesional médico de la Asociación Española le entregó la receta que de inmediato presentó en la obra social acompañándola con un escrito donde manifestaba que lo hacía "en los términos de la Ley 588 de la provincia del Chubut, que garantiza el acceso al cannabis medicinal y la posterior entrega del medicamento de uso compasivo en la sede Comodoro Rivadavia de la obra social".

Señaló que debió realizar engorrosos trámites que demandaron alrededor de un mes desde la presentación de la receta y su aceptación. “Estaba preocupada porque tenía poco aceite para Mica. Este llegó justo” dijo.
  
Asimismo dijo que “las acciones jurídicas son efectivas pero tardan” y aseveró que "aunque la comunicación con Rawson hasta que llegó el medicamento no fue fluida y recién a último momento supe que había pasado por Aduana, llegó y eso es lo importante. Confío en que los mecanismos sean más ágiles en las próximas oportunidades”.

Asimismo, más allá de haber conseguido la cobertura, también mostró su satisfacción por "allanar el camino para otros padres. Sugiero que las personas que tengan problemas con sus hijos que no puedan resolver que no dejen de ver todas las alternativas. En nuestro caso pudo ser controversial, pero sabíamos que era posible".

Recordó que cuando empezó el tratamiento de su hija Micaela de inmediato notó una sensible mejoría en la niña, pero trajo a colación las serias dificultades que le representaba conseguir el aceite de cannabis, dado que lo tenía de importar de Estados Unidos y viajar a Buenos Aires para poderlo retirar de la Aduana y esto ocurría cada 30 o 60 días.

Fuente: Clarín