jueves, 10 de noviembre de 2016

El 96% de los médicos cree que la polimedicación es crítica en la falta de adherencia

El 96% de los médicos cree que la polimedicación es crítica en la falta de adherencia
Noticias Farmacia

meacutedicos cree po

3413
El 99,2% de los médicos apuestan por reducir la complejidad de la pauta terapéutica para una mejor adherencia, según el estudio ADHERI2.
La falta de adherencia en enfermedades crónicas es un problema frecuente que puede comprometer gravemente la efectividad del tratamiento. Esta falta de cumplimiento terapéutico también agrava la calidad de vida del paciente. Según el estudio ADHERI2, desarrollado por la Federación Española de Diabetes (FEDE) con la colaboración de Mylan, el 34,6% de los pacientes que participaron en el estudio, afirmó no cumplir con su  tratamiento.
Una de las razones identificadas por las que el paciente no sigue su tratamiento adecuadamente es porque no entiende su valor. En este contexto, los profesionales sanitarios juegan un papel importante. De hecho, médicos (84,5%) y pacientes (85,5%) coinciden en señalar que una decisión compartida médico-paciente del tratamiento es un factor clave para mejorar la adherencia.
Otro factor que tiene un peso específico en la falta de cumplimiento terapéutico es la presencia de efectos secundarios de los tratamientos, aspecto que preocupa al 97,5% de los médicos y al 86,1% de los pacientes. Para el 96,5% de los médicos, la polimedicación –frecuente en los pacientes crónicos– también influye en la falta de adherencia, según los resultados de ADHERI2. “Ante estos datos, consideramos necesario establecer medidas que fomenten una mayor concienciación de esos factores que redundarán en la mejora de la adherencia, a través del trabajo conjunto entre los pacientes y profesionales sanitarios”, señala Javier Anitua, director general de Mylan.
El estudio ADHERI2 también indagó sobre las posibles medidas a adoptar para mejorar el cumplimiento terapéutico, concluyendo que médicos (99,2%) y farmacéuticos (94,4%) coinciden en señalar a la reducción de la complejidad de la pauta terapéutica. En concreto, el 47,9% de los facultativos consideran clave reducir la frecuencia en la administración de los fármacos. Por su parte, los pacientes (43%) ven una ventaja mayor en la adaptación de las tomas de los medicamentos a sus actividades cotidianas.
Comprender mejor el tratamiento de la enfermedad es clave para su cumplimiento. Así lo considera el 91,4% de los pacientes, el 89% de los médicos y el 72,7% de los farmacéuticos. No en vano, el 94% de los pacientes creen que el papel del educador debe recaer principalmente en el médico. Una labor docente que también le corresponde, según los pacientes, a los profesionales de enfermería (82,3%) y a los farmacéuticos comunitarios (73,9%).
Apoyarse en el entorno del paciente es otra de las posibles medidas a adoptar según los profesionales sanitarios. En este sentido, los datos de ADHERI2 reflejan que tanto médicos (96,1%) como farmacéuticos (90,03%) le dan más importancia al apoyo de la familia y los amigos para conseguir una mayor adherencia, mientras que sólo es así para el 70,6% de los pacientes.
Una solución que podría ser útil en la mejora de la adherencia terapéutica es el Servicio Personalizado de Dosificación (SPD) que se ofrece en numerosas farmacias. Se trata de un servicio profesional farmacéutico, a través del cual cada paciente recibe, periódicamente, su medicamento de forma específica e individual, en función de cada tratamiento médico. Con el objetivo de poder valorar el impacto clínico y económico del uso de Sistemas Personalizados de Dosificación, la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), con la colaboración de Mylan, ha puesto en marcha el estudio SPD-Valor. El estudio se está realizando con más de 240 pacientes hipertensos no controlados y polimedicados y  cuenta con la participación de farmacias comunitarias de Madrid y Barcelona y el aval de la Agencia Española de Medicamentos y Productos (AEMPS).
En palabras de Adela Martín, vocal de Investigación de SEFAC y coordinadora del estudio, “tener una fotografía exacta y clara que muestre las ventajas del servicio de SPD, tal y como se pretende con SPD-Valor, supone un paso más en la demostración del papel del farmacéutico comunitario en el cuidado de la salud de los pacientes y en la mejora de la adherencia terapéutica, que es uno de los grandes retos sanitarios en la actualidad”.

El objetivo del SPD es fomentar el uso correcto de los medicamentos por parte del paciente, aumentar la adherencia terapéutica, reducir los problemas de salud y contener los costes sanitarios asociados.