lunes, 7 de noviembre de 2016

El ataque a la asistencia humanitaria, un arma de guerra cada vez más frecuente - DiarioMedico.com

El ataque a la asistencia humanitaria, un arma de guerra cada vez más frecuente - DiarioMedico.com



CRUZ ROJA LANZA LA CAMPAÑA 'UNA VICTORIA A CUALQUIER PRECIO'

El ataque a la asistencia humanitaria, un arma de guerra cada vez más frecuente

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) lanza la campaña Una victoria a cualquier preciode sensibilización sobre los Convenios de Ginebra, que ayudan a preservar la humanidad en tiempo de conflicto armado.
Redacción. Madrid   |  07/11/2016 12:40
 
 

Los ataques al personal e instalaciones de Salud se están convirtiendo en algo habitual en diferentes países en conflicto. Es más, el ataque sistemático a la asistencia sanitaria es un arma de guerra utilizada cada vez con más frecuencia. Así, entre 2012 y 2014, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) documentó más de 2.400 ataques contra miembros del personal de salud, pacientes, instalaciones y medios de transporte sanitarios. Sólo en 11 países.
  • Los efectos directos de estos ataques para las comunidades son devastadores
Por estos motivos, el CICR ha lanzado la campaña de sensibiilzación Una victoria a cualquier precio, que ilustra el terrible coste humano de ignorar los Convenios de Ginebra y aspira a mejorar el conocimiento del derecho internacional humanitario.
La campaña, a través de su site específico leyesdelaguerra.org, ofrece amplia información sobre los Convenios de Ginebra así como un vídeo que utiliza imágenes de conflictos reales. "No se trata de daños colaterales. A veces son ataques planificados o deliberados. E ilegales, pues se trata de ataques contra objetivos protegidos por el derecho humanitario", según ha dicho Javier Senent, presidente de Cruz Roja Española.
"El bombardeo de hospitales, el desplazamiento masivo de civiles y el flagelo de la violencia sexual en la guerra son hoy moneda corriente", ha explicado Peter Maurer, presidente de CICR. "El sufrimiento humano que generan los conflictos no es nuevo. Pero la respuesta colectiva que estamos dando no alcanza. Demasiados países, ejércitos y grupos armados se apartan de los valores humanos fundamentales consagrados por los Convenios de Ginebra. En definitiva,cuando se incumple el derecho internacional humanitario, todos pagamos el precio".
"Los Convenios de Ginebra se basan en el principio de que las guerras tienen límites, y estos límites son tan necesarios hoy como lo fueron en el pasado. Todos los Estados han firmado los Convenios de Ginebra, que prohíben los ataques contra las instalaciones médicas, la tortura y el maltrato de los prisioneros. Quienes tienen el poder de acabar con esas prácticas también tienen la obligación jurídica de hacerlo. Los Convenios de Ginebra ayudan a preservar nuestra humanidad en tiempo de conflicto armado. Si la perdemos, ¿qué nos quedará?", ha añadido Helen Durham, directora de Derecho Internacional y Políticas Humanitarias del CICR.