jueves, 10 de noviembre de 2016

Los paliativos deben empezar durante el tratamiento del cáncer avanzado - DiarioMedico.com

Los paliativos deben empezar durante el tratamiento del cáncer avanzado - DiarioMedico.com
GUÍA CLÍNICA DE ASCO

Los paliativos deben empezar durante el tratamiento del cáncer avanzado

La Asociación Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés) ha emitido una nueva guía en la que recomienda que los cuidados paliativos deben comenzar al tratar un cáncer avanzado y no en la fase de final de la vida.
G.E. Madrid   |  08/11/2016 16:09
 
 

En cáncer avanzado, la intervención de cuidados paliativos debe ser temprana y parte integral del tratamiento, no algo que se añade cuando se acerca el final de la vida, según una nueva guía de práctica clínica emitida por la Asociación Americana de Oncología Clínica (ASCO, por su siglas en inglés). La guía, publicada en el último número del Journal of Clinical Oncology, requiere expresamente que se valore la necesidad de paliativos en estos pacientes y también, en algunos casos, en enfermos cuya enfermedad está en las primeras fases.
"La mayoría de los hospitales y de los centros oncológicos tienen cuidados paliativos, pero a gran parte de los enfermos solo se les aplican en los últimos meses o semanas de vida", comenta Betty R. Ferrell, autora principal de la guía y directora de la División de Investigación Enfermera y Educación y catedrática en el Beckman Research Institute of City of Hope, en Duarte, California.
"En realidad, los pacientes precisan acceder a estos servicios desde el principio del curso de la enfermedad, mientras reciben quimioterapia y otros tratamientos centrados en combatir el tumor". El objetivo: aumentar el tiempo de vida, mejorar la gestión de síntomas, desde la fatiga a las náuseas, pasando por los cambios de humor, y aumentar la calidad de vida. También proporcionando apoyo psicológico y en la toma de decisiones.
En 2012, ASCO emitió una opinión clínica provisional abogando por la integración de los cuidados paliativos en el tratamiento de todos los pacientes oncológicos. La nueva guía clínica actualiza y refuerza esa opinión con el análisis de nueve estudios randomizados publicados desde entonces y un segundo análisis de cinco estudios incluidos en el posicionamiento de 2012.
"En los cuatro últimos años se ha generado una cantidad importante de investigación y evidencia científica. Esta es una de las razones por las que ASCO ha decidido dar un paso más y convertir aquel pronunciamiento en guía clínica", explica Ferrell, quien en 2013 fue incluida por la Academia Americana de Medicina Paliativa entre los Treinta Visionarios de los Cuidados Paliativos.