jueves, 17 de noviembre de 2016

'Smartphones': tecnología omnipresente y gratuita para el sistema sanitario - DiarioMedico.com

CISFARH XIII

'Smartphones': tecnología omnipresente y gratuita para el sistema sanitario

La disponibilidad de tecnología móvil entre la población es una oportunidad que los servicios de salud deben aprovechar para ganar en accesibilidad e inmediatez, según se ha puesto de manifiesto en la jornada Cisfarh XIII, organizada por la Fundación Gaspar Casal.
Rosalía Sierra. Madrid   |  17/11/2016 17:08
 
 
Una plataforma tecnológica gratuita que es preciso aprovechar: así ha definido Bernardo Valdivieso, director de Planificación del Hospital la Fe, de Valencia, el hecho de que un altísimo porcentaje de la población -y, por ende, de los pacientes o sus familiares- dispongan de un teléfono móvil inteligente.
Valdivieso, que ha participado en la decimotercera edición del Ciclo de Seminarios de Formación para Farmacéuticos de Hospital (Cisfarh), organizado en Madrid por la Fundación Gaspar Casal, considera que es preciso integrar estas tecnologías domésticas en la asistencia sanitaria, de modo que "sea posible facilitar la vida a los pacientes, darles más tranquilidad y evitar visitas a los servicios sanitarios".
Además, el uso frecuente de esta tecnología acostumbra al ciudadano "a esperar respuestas rápidas, prácticamente inmediatas, y eso es lo que tiene que tender a ofrecer el sistema". Para ello, será imprescindible "el manejo rápido y on line de la información".
No obstante, esta asistencia tipo WhatsApp necesita "de plataformas seguras de intercambio de información", ya que, según ha recordado Marta Beltrán, de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la Universidad Rey Juan Carlos, de Madrid, "los datos sanitarios son cada vez más codiciados por los hackers".
Por ello, Beltrán recomienda que, cuando se trata de manejar este tipo de información, se tengan en cuenta precauciones como "anonimizar todos los datos y gestionar con control de acceso con algo más robusto que una contraseña que sea 123, así como cuidar la gobernanza de los datos, desde que se recogen hasta que se borran". Y, en cualquier caso, "esperar lo inesperado, porque los atacantes siempre van a ir por delante".