jueves, 10 de noviembre de 2016

Aragón estudia incentivos económicos para médicos rurales - DiarioMedico.com

Aragón estudia incentivos económicos para médicos rurales - DiarioMedico.com
PROPUESTA A LOS SINDICATOS

Aragón estudia incentivos económicos para médicos rurales

El Servicio de Salud de Aragón ha planteado a los sindicatos diferentes propuestas para mejorar la cobertura de plazas médicas en los centros periféricos, entre ellas incentivos económicos y contratos anuales.
Nuria Monsó. Madrid   |  10/11/2016 11:27
 
 

El Servicio Aragonés de Salud (Salud) ha remitido a los sindicatos las propuestas del grupo de trabajo para estudiar medidas de incentivación especiales para favorecer la cobertura de plazas de médicos de primaria y especializada de las zonas periféricas. Entre ellas, destacan que se replantearía el pago tanto del complemento específico B por mayor carga de trabajo como la revisión del factor de dispersión en primaria.
Tanto CCOO como UGT consideran que estas propuestas producirían agravios comparativos. CESM ha declinado valorar el documento para DM, alegando que "el mejor incentivo es la convocatoria de las plazas vacantes, que es precisamente lo que el Gobierno no ha hecho", en referencia al compromiso de una oferta pública de empleo extraordinaria.
  • CCOO y UGT consideran que las propuestas deberían tener en cuenta otras categorías y que podrían producir agravios entre los médicos
El documento, al que ha tenido acceso DM, indica que el uso del complemento específico B sería utilizado como último recurso si otras medidas no han funcionado. En concreto, se utilizarán las partidas presupuestarias de puestos sin cubrir para retribuir a los profesionales del centro periférico que asumieran más carga de trabajo o a profesionales del centro de referencia que se desplazaran para realizar dicho trabajo.
Por otra parte, la revisión del factor de dispersión sería una medida a medio plazo, que tendría como objetivo que la retribución en primaria fue "más sensible a las condiciones reales de dispersión y cargas del puesto de trabajo y no tanto al número de tarjetas sanitarias".
Otra de las propuestas del grupo de trabajo es valorar el desempeño en un puesto de trabajo en un centro periférico el doble de su valoración habitual. También indica que sería necesario activar las bolsas de contratación autonómicas en los facultativos especialistas de área (FEA), permitiendo que su acceso sea permanente y que incluso los MIR puedan incorporarse tres meses antes de finalizar su posgrado, aunque en su caso está condicionada a la evaluación positiva.
  • Todos los sindicatos critican que se tendrían que haber incluido en OPE plazas de los centros periféricos
Otra posibilidad es la contratación de profesionales no comunitarios. El documento remitido a las centrales señala que para conseguir el permiso de residencia en España, necesitan un contrato de al menos un año de duración y eso actualmente no es posible en el Salud. Este personal tampoco puede participar en principio en las bolsas de interinos de Aragón. Por ello, se propone que, una vez agotadas del bolsas de empleo temporal,se pueda garantizar a posibles candidatos que prestarán servicios durante un año, aunque esta vinculación sería directamente con el Salud, no con un puesto vacante en concreto, de modo que cambiaría de puesto si esa plaza se ocupara por oposición o traslado.
El documento también insta a establecer mecanismos de colaboración para facilitar la formación de los profesionales de centros periféricos en sus hospitales de referencia y para que los médicos de estos centros se desplacen a las zonas rurales para asegurar la cobertura asistencial.
Consultados por DM, portavoces tanto de CCOO y UGT consideran que la estrategia del Salud es discriminatoria en dos aspectos: en limitar los estímulos al colectivo médico, cuando también hay problemas para garantizar la cobertura de los puestos de otras categorías, particularmente en Enfermería, y segundo, por proponer incentivos en función de dónde trabaja el médico.
Juan Urdániz, secretario de Sanidad de CCOO, señala que "hace años que no se paga el complemento específico B por asumir mayor carga de trabajo", por lo que limitar su abono a los profesionales que trabajan en los puestos considerados de difícil cobertura podría suponer un agravio para los compañeros de otros centros.
Además, su sindicato considera que del documento "se intuye" que tanto el uso de esta paga como la modificación del factor de dispersión no tendrían en cuenta la actividad real que desarrollara el profesional: "Parece que el Salud está más preocupado por asegurar la presencia de un médico que por conseguir que resuelva problemas. No vamos a conseguir nada si todo se acaba derivando a Zaragoza". Para Urdániz, la solución estaría en aplicar este incentivo económico en el complemento de productividad o bien para que se tenga en cuenta en la carrera profesional, en el apartado de compromiso con la organización.
Por otra parte, CCOO duda también de que sea posible premiar en los baremos de méritos la actividad en centros rurales, "pues ya se planteó una medida parecida para Enfermería y nos comentaron que era imposible".
Eva Casus, secretaria autonómica de Sanidad de UGT, que comparte las razones citadas por CCOO, critica que si las bolsas de empleo autonómicas se hubiesen implantado antes para los FEA "el problema se habría resuelto desde hace tiempo", pero que "no hubo interés" para seguir "con las contrataciones a dedo". Asimismo, indica que habría que conocer el encaje de estas medidas con la puesta en marcha del área única, "porque con ese modelo, las propuestas no tendrían sentido". El Gobierno autonómico decidió posponer la puesta en marcha del modelo diseñado por el anterior Ejecutivo, pero según UGT, el proyecto sigue adelante.
Asimismo, CCOO y UGT, en la misma línea que CESM, señalan que se tendrían que haber incluido plazas de estos centros en las OPE, de modo que se convirtieran en cierta forma en la entrada al sistema. Casus también pide que los centros del Consorcio Aragonés Sanitario de Alta Resolución se integren totalmente en el Salud, ya que su plantilla, mayoritariamente contratada en régimen laboral, no puede acceder a concursos de traslado.