lunes, 14 de noviembre de 2016

Los docentes urgen una 'revisión integral' de la formación médica - DiarioMedico.com

Los docentes urgen una 'revisión integral' de la formación médica - DiarioMedico.com

V CONVENCIÓN DE LA PROFESIÓN MÉDICA

Los docentes urgen una "revisión integral" de la formación médica

Docentes y expertos en Educación Médica alertan de los "signos de agotamiento" del sistema formativo y reclaman un plan homogéneo y armónico desde el grado hasta el desarrollo profesional.
Francisco Goiri. Madrid | fjgoiri@diariomedico.com   |  14/11/2016 00:00
 
 

García Bengoechea
Manuel García Bengoechea, presidente del Colegio de Guipúzcoa; Fernando Carballo, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (Facme); Carlos Arjona, presidente del Colegio de Médicos de Cáceres; Felipe Rodríguez de Castro, presidente de la Sociedad Española de Educación Médica (Sedem); y José Antonio Otero, presidente del Colegio de Médicos de Valladolid. (José Luis Pindado)
Los estudios universitarios de Medicina están saturados, siguen siendo excesivamente teóricos y no forman al alumno en competencias; el sistema MIR muestra signos de "agotamiento" y carece de un mecanismo de evaluación de objetivos "claro e internacionalmente homologable", y el desarrollo profesional continuo no se sabe todavía "de quién depende, quién lo financiará, qué objetivos persigue y cómo se va a aplicar". Este panorama es, a grandes rasgos, la foto fija que salió de la mesa Luces y sombras de la formación del médico en España,que la semana pasada abrió la V Convención de la Profesión Médica de la Organización Médica Colegial. Fernando Carballo, vicepresidente de Facme, y Felipe Rodríguez de Castro, presidente de la Sociedad de Educación Médica (Sedem), coautores de una foto en la que la formación médica española sale especialmente mal parada, coincidieron en que urge un "replantamiento integral" del modelo docente, "desde un grado que no tiene claro a qué médicos está formando hasta un desarrollo profesional continuo del que todavía no sabemos nada, salvo que es clave para la necesaria reactualización del facultativo", dijo el presidente de Sedem.
Grave desconexión
El objetivo último de ese necesario replanteamiento es, según Carballo, "dotar al SNS de profesionales entrenados en la adquisición de competencias claves para el progreso futuro del propio sistema. Para ello, no puede perpetuarse la grave desconexión actual entre la formación y la evaluación objetiva de esas necesidades".
Bajando al detalle, Rodríguez de Castro alertó de que el grado "no forma a nuestros estudiantes en aspectos clave como la atención al paciente crónico o la economía de la salud; hay que reducir contenido teórico, integrar disciplinas y repensar tanto el acceso a la facultad como al MIR: para estudiar Medicina no basta con una buena nota en el bachillerato científico, sino que urge evaluar otros criterios cognitivos; y para acceder al MIR hace falta una prueba moderna, que evalúe los conocimientos teóricos, pero también las habilidades clínicas y las competencias tranversarles".
Para ello, lo mejor es, según Carballo, "hacer de sexto de Medicina una especie de R0 o previo a la residencia, donde se mentalice al estudiante de que su nota de acceso al MIR no dependerá de un test, sino de una evaluación clínica objetiva".
Imposible suspender
En medio de este complicado panorama docente, Manuel García Bengoechea, presidente del Colegio de Médicos de Guipúzcoa, se preguntó por la "formación de los formadores que preparan y evalúan al residente", y Rodríguez de Castro admitió la existencia de déficits en su preparación, pero lo achacó fundamentalmente a la "falta de profesionalización del tutor" y al funcionamiento intrínseco del sistema. "Suspender a un residente o recomendar que recupere una parte del programa, supone tal carga burocrática para el tutor que hace recaer sobre él la carga de la prueba y, normalmente, le disuade de suspender a nadie. Esto, se mire por donde se mire, es una perversión que hay que corregir", precisó.